Alimentos kilométricos

Importación de alimentos en España

Alimentos kilométricos es el título de un informe que ha presentado la asociación ecologista Amigos de la Tierra. En esta publicación se habla de la globalización alimentaria y concretamente hace referencia al incremento de la importación de alimentos de otros países y del consecuente gasto de recursos energéticos y emisiones contaminantes resultantes. Algunos alimentos viajan miles de kilómetros para que los consumidores puedan disfrutarlos, pero también hay que decir que las empresas agroalimentarias son en gran medida responsables de estos kilométricos viajes de alimentos, al buscar mejores precios que ofrezcan mayor rentabilidad, productos que no se encuentran en el mercado nacional y que en parte demandan los consumidores, o por las necesidades de mercado.

El informe Alimentos kilométricos, las emisiones de CO2 por importación de alimentos al Estado Español, ha sido desarrollado por investigadores de varias universidades españolas y en él se han analizado las rutas de los principales alimentos que llegan a nuestro país y los medios de transporte que se han empleado. El cambio climático es una de las principales preocupaciones y que ha originado este informe, se habla de la quema de combustibles fósiles que producen gases de efecto invernadero y se hace un breve recorrido por la revolución industrial y sus consecuencias. Se habla del modelo agroalimentario industrial apuntándolo como uno de los principales responsables de las emisiones contaminantes. En principio se cifra oficialmente en un máximo de un 15% la cantidad de emisiones con las que contribuye la agricultura, sin embargo, si se añaden otros factores como el uso de fertilizantes, el procesamiento y envasado, el transporte y la refrigeración, etc., esta cifra puede ascender hasta un 57%.

De todos los factores citados se indica que analistas y políticos consideran quizá menos relevante el transporte. Amigos de la Tierra apunta que el transporte representa un 40% del consumo energético final, y prácticamente el 100% de esta cantidad procede de los productos derivados del petróleo. La organización nos recuerda que el consumo de petróleo está relacionado de forma directa con los principales impactos socio-ambientales y con los distintos desastres ecológicos del planeta, el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el impacto negativo en la salud, etc.

En lo que respecta a la distancia que recorren los alimentos hasta alcanzar la mesa del consumidor, ésta se ha incrementado significativamente durante las últimas décadas y desde que se inició la revolución verde en los años 60, la huella del carbono en los alimentos es elevada. España ha ido incrementando la cantidad de alimentos importados de forma significativa, un crecimiento acorde al aumento del comercio global de los alimentos y la liberación de los mercados agrarios, acción impulsada por la OMC (Organización Mundial de Comercio) y otros tratados. Pero dejando a un lado estas cuestiones, entrando en materia, el informe analiza los alimentos kilométricos en el periodo 1995-2007, pescado, legumbres, frutas, cereales, piensos animales, café, etc., todo productos importados por la falta de autosuficiencia alimentaria de España, al menos eso indica la organización.

Al respecto, recordar que nuestro país exporta muchos productos a otros países, curiosamente exportamos tomates pero importamos tomates de Marruecos, exportamos naranjas a Alemania pero importamos naranjas de Sudamérica y la lista de productos que se cruzan es bastante larga. Con ello queremos destacar que el tema de la autosuficiencia queda un poco en entredicho por esta cuestión, en este informe se denuncia el gasto energético para traer los alimentos, a partir de datos facilitados por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, cantidades importadas, país de origen, medio de transporte utilizado, etc. Se ha calculado el impacto ecológico del transporte y se detallan las emisiones de CO2 generadas, los kilómetros recorridos, la huella ecológica, etc. El informe nos muestra mapas en el que se destaca la cantidad de CO2 generado según el continente y las fórmulas que se han utilizado. El mayor impacto corresponde a las importaciones de maíz, soja o piensos animales procedentes del continente americano, los datos reflejan que en 1995 se importaban 19 millones de toneladas de alimentos y en el año 2007 esta cifra ya se había elevado a 30 millones, evidentemente crecen paralelamente las emisiones contaminantes, pasando de 2’84 millones de toneladas de CO2 en el año 1995 a los 4’74 millones en el 2007.

Impacto medioambiental de los alimentos

Crece la importación de alimentos procedentes del continente americano, los transportes más utilizados son vía aérea, marítima o carretera (en el caso de Europa), en cambio los transportes por ferrocarril se han reducido hasta un 50%. Anteriormente citábamos los alimentos que importamos y que además también producimos para exportar, un ejemplo son los garbanzos, tenemos magníficos garbanzos en nuestro país, sin embargo cada vez se importan más garbanzos procedentes de otros países como México, esto ha provocado la caída del precio y la imposibilidad de competir frente a los garbanzos importados, por tanto se reduce la producción en suelo nacional. Recordemos que ya tratamos este tema indicando que las importaciones de legumbres en España son excesivas.

Podemos conocer en el informe de los alimentos importados que las piñas son una fruta exótica ajena a la dieta tradicional, pero que se ha introducido de lleno en nuestro país y tiene una gran presencia, sea en postres, zumos, etc. El monocultivo de la piña trae muchos problemas ambientales y mucho gasto energético, sería interesante retomar la lectura del post El drama del cultivo de las piñas o ananas para entender mejor el problema. Si hablamos de la leche, recordemos que hace unos años nuestro país producía suficiente leche para el autoabastecimiento, ahora resulta que tenemos que importar leche, lácteos y derivados, no es que hayan recorrido una gran distancia en comparación con otros productos, la media se sitúa en 1.339 kilómetros, aunque el transporte en carretera hace que se asocie un elevado impacto ambiental.

Hablando de vino, España importa vinos del denominado Nuevo Mundo y la cifra crece año tras año, pero también hay que recordar que nosotros exportamos una gran cantidad de vino, basta dar un vistazo a las cifras para comprobar que se baten records de exportaciones. El informe es extenso y trata muchos alimentos, facilita cifras sobre el crecimiento de las importaciones y el impacto ambiental, finalmente nos ofrece una serie de conclusiones y recomendaciones, pero creemos que se han dejado muchas cuestiones en el tintero, los acuerdos políticos, formar parte de la Unión Europea, el tema de las exportaciones que realiza nuestro país, la crisis económica y la necesidad que tienen los consumidores de adquirir alimentos más baratos, es demasiado complicado alcanzar el autoabastecimiento y la soberanía alimentaria.

Como decíamos, el informe Alimentos kilométricos, las emisiones de CO2 por importación de alimentos al Estado Español, es interesante y nos muestra una visión parcial de la situación, la globalización y el libre mercado afectan directamente al medio ambiente, lamentablemente muchas cosas deben cambiar para poder adoptar un modelo agrario más sostenible, la cocina kilómetro 0 es complicada, cuanto más el autoabastecimiento y alcanzar la soberanía alimentaria. Os recomendamos dar un vistazo a este informe para adquirir conciencia sobre la huella ecológica teniendo en cuenta que son datos del 2007, posiblemente ahora sea mucho mayor.

Vía | Amigos de la Tierra

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (63 votos, media: 4,56 de 5)
Loading ... Loading ...