Panna cotta de albaricoques con su coulis

Panna cotta de albaricoques con su coulis

Elaborar un postre rápido, original y atractivo para los comensales es muy fácil, ponemos como ejemplo esta Panna cotta de albaricoques con su coulis, fruta natural convertida en un plato dulce digna de los paladares más exigentes. Como sabéis, la panna cotta es un postre de tradición italiana que generalmente se ofrece en su sabor natural, aunque también es un postre muy versátil que nos da muchas posibilidades, en Gastronomía & Cía habéis podido ver panna cottas de variados sabores, canela, castañas, plátano, rosas

No está de más decir que, siendo la nata su ingrediente principal, se trata de un postre muy energético, por lo que muchas veces se varían proporciones sustituyendo este ingrediente por leche. Cambia en la textura de la panacota, evidentemente, pero muchas veces hay que equilibrar el menú o la dieta. También podéis variar la proporción de nata y leche evaporada de la receta de Panna cotta de albaricoques, o incluso poner leche normal. Esperamos que os guste.

Ingredientes

300 gramos de nata líquida, 200 gramos de leche evaporada, 120 gramos de azúcar, 200 gramos de albaricoques pelados y sin hueso, 2-3 gramos de agar agar.

Para el coulis de albaricoque

260 gramos de albaricoques pelados y sin hueso, 100 gramos de azúcar (la cantidad de azúcar, en ambas elaboraciones, puede variar según lo dulces que estén los albaricoques, los nuestros no estaban muy dulces), nuez moscada, unas gotas de esencia de vainilla.

Elaboración

Para la Panna cotta de albaricoques

Como indicamos en los ingredientes, el peso de los albaricoques es una vez pelados y retirado el hueso, a continuación tritúralos hasta obtener un puré de esta fruta.

Panna cotta de albaricoques con su coulis

Pon un cazo al fuego con la nata y la leche evaporada (que también podría ser leche normal), añade el azúcar y lleva a ebullición. Cuando rompa a hervir, añade el agar agar y mezcla bien, baja el fuego y deja cocer un minuto.

Incorpora a continuación la pulpa de albaricoque y vuelve a mezclar hasta obtener una crema homogénea, fina y cremosa. Deja templar un poco antes de pasarla al molde que vayas a utilizar, pueden ser vasos de cristal, flaneras, un molde de cake… Deja enfriar a temperatura ambiente, con el agar agar gelifica sin necesidad de estar en el frigorífico, pero igualmente reserva en el frigorífico después para que esté bien fresco y se conserve bien, pues no olvidemos que lleva lácteos y fruta natural.

Para el coulis de albaricoque

Una vez pelados y deshuesados los albaricoques, ponlos en el vaso de la batidora con el azúcar, la nuez moscada y la esencia de vainilla y tritura hasta obtener un coulis ligero. Ponlo todo en un cazo y cuece a fuego lento unos 20-30 minutos, después deja enfriar a temperatura ambiente y reserva en el frigorífico.

Emplatado

Desmolda la Panna cotta de albaricoques y sírvela con su coulis, puedes añadir otros acompañamientos para decorar y aportar un toque crujiente al postre, como unas bolitas de cereales y chocolate. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...