Doce recetas de bizcocho

Recetas bizcocho

En todos los hogares, en todas las familias, en todas las cocinas, hay un bizcocho casero tradicional, puede ser el que se ha heredado del recetario familiar, el clásico que se mide con el vaso del yogur (conocido también como bizcocho 3-2-1), el típico de la región en la que se reside, como el pa de pessic en Catalunya, el bizcocho con harina de maíz de la zona norte… pero hay muchos otros bizcochos que podemos elaborar, y estamos seguros que una vez finalice el verano, el horno se va a encender a menudo, así que aquí tenéis doce recetas de bizcocho.

A veces no hay nada más reconfortante que una porción de bizcocho casero acompañada de un vaso de leche, un chocolate caliente, un café o una infusión. Para disponer de este accesible placer hay que dedicar muy poco tiempo, y además es fácil sorprender con distintos bizcochos cada semana, pueden cambiar mucho según la harina que se utilice, la cantidad de huevos, si se añade queso fresco o fruta, chocolate, una cobertura de mermelada, un chorrito de licor…

Veréis que entre las recetas de bizcochos que hemos recopilado tenéis distintas propuestas para hacer un bizcocho fácil y rápido, como siempre, identificaréis el bizcocho del listado con la foto superior en orden de izquierda a derecha, y pulsando sobre su nombre accederéis a la receta completa. Esperamos que encontréis muchas tentaciones.

Bizcocho de limón: Un bizcocho de los que se quedan en el recetario, este bizcocho de limón es muy jugoso, se elabora con nata.

Bizcocho de canela y limón: Esponjoso bizcocho de canela con un delicioso glaseado de limón que lo endulza y aromatiza, aportando una fina cobertura crujiente.

Bizcocho de plátano y maíz: Predomina la fruta en este bizcocho, y también la harina de maíz precocida sobre la de trigo, además una reducida cantidad de grasa. Un bizcocho muy nutritivo que sorprenderá a tus comensales.

Bizcocho genovés: Este es uno de los clásicos en repostería, se utiliza como base para distintas elaboraciones de tartas y pasteles. Una de las características del bizcocho genovés es que no lleva levadura o impulsor, hay que trabajar los huevos.

Bizcocho cuatro cuartos: Un clásico conocido en francés como Quatre Quarts, en inglés como Pound Cake y en países latinoamericanos como Panqué. Se caracteriza porque está compuesto por cuatro ingredientes en las mismas proporciones, huevos, harina, mantequilla y azúcar.

Bizcocho de manzana y canela: Imposible no sacar una sonrisa a quien le sirvas este bizcocho en el desayuno, es un bizcocho muy fácil de preparar, como una tarta al revés pero con masa de bizcocho.

Bizcocho de piña colada: Un capricho para ciertas ocasiones, este bizcocho está riquísimo solo, pero también se presta muy bien para hacer un postre más completo con él.

Bundt cake de chocolate con almendras: Si os apetece un bizcocho con mucho chocolate, esta es una buena propuesta.

Amor polenta: Se conoce también como Dolce de Varese, se trata de un bizcocho tradicional de esta ciudad de Lombardía. Se elabora con polenta y frutos secos molidos, en un molde de media caña ondulado (si es posible), una delicia.

Bizcocho de aceite de oliva, romero y naranja: Este es un bizcocho de los que se repiten, sencillo pero embriagador por su sabor, su textura, su aroma y el bienestar que proporciona.

Pao de ló: Es un bizcocho portugués, muy esponjoso, pero con un sabor muy particular, se utilizan muchas claras de huevo, se puede hacer al horno o en olla eléctrica.

Bizcocho de chocolate con glaseado de arándanos rojos: Un goloso bizcocho de chocolate con un poco de licor y una cobertura de mermelada que podéis variar a vuestro gusto.

¡¡Feliz semana!!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (22 votos, media: 4,23 de 5)
Loading ... Loading ...