Ajoblanco de avellanas con habas tiernas y mojama

Ajoblanco de avellanas con habas tiernas y mojama

Con el concepto del Ajoblanco tradicional, nos gusta elaborar distintos entrantes en los que cambiamos el fruto seco e incorporamos distintos ingredientes para enriquecer el plato, podéis ver varias propuestas en el recetario de ajoblanco, a éste se suma hoy el Ajoblanco de avellanas con habas tiernas y mojama.

Sólo el ajoblanco de avellanas ya os parecerá una grata sorpresa para el paladar, está delicioso y se puede tomar solo, pero la guarnición de habas tiernas, aprovechando que están de temporada, y una buena mojama, hace de este plato una exquisitez. Dicho sea de paso, esta guarnición puede aplicarse al clásico ajoblanco de almendras, esperamos que lo probéis muy pronto.

Ingredientes (4 comensales)

160 gramos de avellanas tostadas sin piel, 1 o 2 dientes de ajo (según tamaño y cómo guste de intenso su sabor), 30 gramos de pan sentado (pan del día anterior), 400 gramos de agua, c/n de vinagre de Jerez, pimienta negra recién molida, sal, aceite de oliva virgen extra.

Acompañamiento

100 gramos de habas frescas repeladas, 100 gramos de mojama, unas hojas de hierbabuena fresca, 1 avellana, aceite de oliva virgen extra, sal, aceite de avellana (opcional).

Elaboración

Prepara primero las habas y la mojama, retira las habas de las vainas y después pélalas, retirando la piel que las recubre resultarán más suaves. Corta la mojama en daditos y pon ambos ingredientes en un bol, adereza con aceite de oliva virgen extra y las hojas de hierbabuena fresca, mezcla bien y reserva en el frigorífico.

A continuación prepara el ajoblanco, pon en el vaso de la Thermomix o de la batidora que vayas a utilizar, las avellanas tostadas, el ajo pelado y retirando el germen del interior, el pan mojado en un poco de vinagre (al gusto), el agua, y salpimenta al gusto. Tritura hasta conseguir una crema fina.

Ajoblanco de avellanas con habas tiernas y mojama

Finalmente añade aceite de oliva virgen extra mientras continúas batiendo para emulsionar. Deja reposar en el frigorífico para enfriar bien el ajoblanco. En caso de querer preparar el ajoblanco para la degustación inmediata, si dispones de un buen procesador, en lugar de agua puedes añadir hielo y triturar.

Emplatado

Sirve en los platos la guarnición, las habas con mojama y hierbabuena. A continuación vierte el ajoblanco de avellanas rodeándola, ralla un poco de avellana sobre cada plato y termina con unas gotas de aceite de avellana o, en su defecto, de aceite de oliva virgen extra. ¡Buen provecho!

Ajoblanco de avellanas con habas tiernas y mojamaAjoblanco de avellanas con habas tiernas y mojamaAjoblanco de avellanas con habas tiernas y mojamaAjoblanco de avellanas con habas tiernas y mojama

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (43 votos, media: 4,40 de 5)
Loading ... Loading ...