Chocolate caliente a la antigua

Chocolate caliente a la antigua

Esta receta de Chocolate caliente a la antigua es la que nos muestran en la última edición del Larousse Gastronomique en español, aunque no nos encontramos ante la receta de chocolate caliente que los españoles llevaron a Filipinas como os explicábamos en el post del Batidor o molinillo de chocolate (ni mucho menos ante la elaboración artesanal), hay que decir que es una deliciosa forma de disfrutar de un chocolate caliente delicioso, adecuado para los amantes del sabor del chocolate negro.

Sabemos que muchas personas prefieren el chocolate más suave, más dulce, con leche… podéis intentar elaborar este Chocolate caliente a la antigua utilizando una parte de leche en lugar de agua o elaborar directamente la receta de Chocolate caliente (pulsar sobre el nombre para acceder a la elaboración) que ya habíamos compartido con vosotros.

Cualquiera de las dos preparaciones de chocolate serán un perfecto acompañamiento del Roscón de Reyes (quedan menos de dos días para el Día de Reyes) o de cualquier otro dulce que vayáis a tomar en cualquier otro momento u ocasión.

La preparación del Chocolate caliente a la antigua es muy sencilla, lo podéis ver a continuación, lo que sí es importante es que utilicéis un buen chocolate y buen cacao, y que lo sirváis recién hecho. Ya sabéis que no es un chocolate espeso, es una bebida de chocolate caliente muy reconfortante y que os gustará volver a elaborar.

Ingredientes (4 comensales)

125 gramos de chocolate negro (67% de cacao), 1/2 litro de agua, 50 gramos de azúcar en polvo o azúcar caster, 25 gramos de cacao en polvo (puede ser desgrasado).

Elaboración

Pica el chocolate con un cuchillo para facilitar que después se funda con el agua caliente, ponlo en un recipiente apropiado en el que después puedas verter el líquido.

Pon en un cazo el agua y el azúcar, lleva a ebullición y entonces incorpora el cacao en polvo, bate con las varillas o con un batidor de chocolate si dispones de él, y cuando vuelva a romper a hervir, retira el cazo del fuego.

Chocolate caliente a la antigua

Vierte en tres veces el agua chocolateada en el recipiente del chocolate, batiendo o removiendo con una cuchara de madera, desde el centro hacia afuera, haciendo círculos concéntricos cada vez más grandes. A continuación, para conseguir espumar el chocolate, bate con la batidora eléctrica durante cinco minutos.

Sirve el chocolate caliente a la antigua inmediatamente. Y ya sabes, puedes redondear esta receta a tu gusto, endulzándola más si así lo deseas, añadiendo un poco de canela, vainilla… lo importante es disfrutar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (87 votos, media: 4,61 de 5)
Loading ... Loading ...