Las mini vacas son más rentables que las vacas tradicionales

Vacas enanas

Ya hace un par de años que en Gastronomía & Cía hablábamos de las mini vacas, una nueva moda que invadía granjas y ferias ganaderas en Estados Unidos. Las denominadas mini vacas son animales de características muy similares a las vacas tradicionales pero mucho más pequeñas y con un peso que no excede de los 300 kilos. Al parecer, las mini vacas son más rentables que las vacas tradicionales y además contaminan menos, ya que emiten menos cantidad de gas metano a la atmósfera. Sería interesante leer el post ovejas más saludables para el medio ambiente, en él podíamos ver una tabla que nos mostraba las emisiones anuales de metano según el tipo de animal, las vacas encabezaban la lista.

La rentabilidad de ls mini vacas es mayor que la de las vacas tradicionales, así lo afirma el profesor y granjero Richard Gradwohl que desde hace unos años trabaja en el desarrollo de nuevas variedades de mini vacas. De las 26 razas de mini vacas existentes en el mundo, 18 han sido desarrolladas por el profesor y parece que ha logrado crear un nicho de mercado muy lucrativo.

A través de la página oficial de las mini vacas de Richard Gradwohl podemos conocer las características especificas de los animales, el desarrollo de las nuevas investigaciones, manuales para el cuidado y la cría, los beneficios de adquirir los animales que comercializa o cómo se pueden adquirir algunos ejemplares, entre otras informaciones.

Pero volviendo a la noticia, las mini vacas son más rentables que las vacas tradicionales, el tamaño no es un inconveniente, sino un beneficio económico y medio ambiental, diez mini vacas generan la misma cantidad de gas metano que una vaca tradicional, en un terreno donde estarían dos vacas tradicionales se pueden tener hasta 10 mini vacas. Haciendo una comparativa de pesos, una vaca tradicional de los valles de Asturias podría pesar unos 700 kilos, frente a 5 mini vacas con un peso total de 1.500 kilos, lo que muestra que el rendimiento de carne es también mayor.

Hay que añadir que la relación peso y cantidad de carne comestible que se obtiene, es superior en las mini vacas que en las vacas tradicionales. En la noticia publicada en BBC toman como referencia una vaca de unos 450 kilos, cuando ésta va al matadero, hasta un 40% del animal está formado por la cabeza, los huesos y los órganos internos, el profesor explica que se pierde un 20% más de materia hasta llegar al producto final que llega a los consumidores.

vacas enanas

En cambio, una mini vaca de unos 270 kilos de peso, en el matadero pierde un 30% de producto, es decir, un 10% menos que las vacas tradicionales. A la hora de configurar el producto final, se pierde un 15% de producto en lugar del 20% perdido en los animales tradicionales, es decir, un ahorro de un 5%. Los resultados evidencian la mayor rentabilidad de las reses pequeñas incrementando la cantidad de carne obtenida. Richard Gradwohl indica que las vacas pequeñas tienen menos grasa y sus huesos son más pequeños, no se respeta la escala si se redujera una vaca tradicional.

La ecuación terreno de producción, número de animales y rentabilidad parece resolverse con la cría de mini vacas, como valor añadido y de gran interés, se destaca la reducción de la liberación de gas metano a la atmósfera. En la tabla que antes hemos mencionado, se refleja que una vaca produce unos 90 kilos de metano, lo que equivale a la emisión resultante del consumo de 120 litros de gasolina, sería interesante contar con un estudio científico que determinase exactamente la cantidad de gas metano producido por la mini vaca, no es que desconfiemos de las palabras de Richard Gradwohl, pero ya sabemos que los estudios científicos deben ser ratificados por otros investigadores. En todo caso, de ser cierto, los datos son interesantes.

Las mini vacas serían además una solución alternativa más aceptable que la carne de canguro, recordemos que este tipo de carne se barajaba como una alternativa para reducir las emisiones contaminantes, pero desgraciadamente es complicado cambiar los gustos y preferencias de los consumidores a nivel mundial. Sobre las cualidades organolépticas de la carne de las mini vacas, el profesor indica que se trata de una carne muy sabrosa y argumenta que esto es debido a que los músculos de los animales son más cortos, en lo que respecta a cualidades visuales, la carne resultante es similar a la de las vacas tradicionales.

El fenómeno de las mini vacas sigue expandiéndose, quizá se extienda a otros países y los ganaderos españoles empiecen a criar estos animales como una alternativa más rentable y respetuosa con el medio ambiente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (31 votos, media: 4,87 de 5)
Loading ... Loading ...