Alimentos funcionales evaluados por la EFSA

Alimentacion funcional

Los alimentos funcionales evaluados por la EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea) no están superando el examen, de momento, de los 9 principios activos que han sido presentados por las empresas, sólo se han aprobado dos de los contenidos en los alimentos, lo que muestra el gran timo realizado a los consumidores ofreciéndoles durante los últimos años productos con bondades no acreditadas y cobrando por ellas hasta tres veces más el valor real del producto.

Muchos de los alimentos que prometen mejorar la salud cardiovascular, prevenir la osteoporosis o incluso cuidar la línea, se quedan al descubierto ante el veredicto de la EFSA. Sólo dos principios activos han sido reconocidos por el momento por su acción beneficiosa y los alimentos funcionales que los incluyan podrán incorporar los mensajes publicitarios que atestiguan sus bondades. Comienza el declive de los productos funcionales con mensajes engañosos.

Los esteroles vegetales sí han sido aprobados, la Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea admite que esta sustancia presenta la correspondiente capacidad para reducir el colesterol en sangre y por tanto la reducción de determinados riesgos cardiovasculares. Unilever, una de las multinacionales que incluyen esteroles añadidos a algunos de sus productos, presentó hasta 41 estudios a la EFSA para la evaluación.

Otro de los principios activos aceptados ha sido el aporte extra de determinadas cantidades de calcio y vitamina D que permiten alcanzar una masa ósea correcta en niños y adolescentes. Este principio activo ha sido presentado por Yoplait con la correspondiente documentación científica y la EFSA le ha dado el visto bueno. Los yogures u otros productos de esta marca podrán incluir mensajes publicitarios saludables en las etiquetas por el mencionado principio activo.

El mercado de los alimentos funcionales ha estado moviendo miles de millones con estudios poco respaldados y de dudosa base científica, esto debería ser motivo de una demanda colectiva… se ha estado engañando al consumidor de forma vergonzosa. Por ahora sólo conocemos siete principios activos rechazados pero hay muchos productos (unos 300), que están haciendo cola para la evaluación de la EFSA, ya veremos con que nos sorprenderemos.

Los siete principios activos rechazados han sido los siguientes:

Bacterias acidolácticas, en principio presentes en Regulat, un alimento orientado a los niños y anunciado como eficaz para estimular y mejorar el sistema inmunológico.

Los ácidos alfas y omegas (linolénicos y esenciales), la compañía Unilever solicitaba que se consideraran como elementos necesarios para el crecimiento y el desarrollo pero la EFSA ha estimado que una dieta sana y equilibrada como puede ser la Dieta Mediterránea ya aporta las cantidades necesarias de estos elementos.

Las famosas isoflavonas, los especialistas de la EFSA han desestimado la solicitud realizada por Se-Cure Pharmaceutical, al ser insuficientes los estudios aportados. En ellos se intentaba mostrar que las isoflavonas prevenían la osteoporosis.

Los lácteos y el peso es otro tema que no ha sido concluyente, recordemos que no hace mucho mostrábamos un estudio norteamericano que concluía que los lácteos no contribuyen en la reducción de peso en las dietas. La EFSA indica que los estudios aportados hasta el momento sobre esta cuestión no son concluyentes, parece decantarse hacia el estudio estadounidense.

Alimentación funcional

Cactus anticolesterol, la empresa Bio Serae ofrece unas capsulas de nopal, conocido como tuna o chumbera, un alimento de gran valor cultural y gastronómico de México. Estas cápsulas se muestran a la EFSA como eficaces para mejorar los niveles de colesterol, sin embargo, no existen pruebas concluyentes y por tanto se han desestimado.

Finalmente, el cacao y la silueta, los investigadores de la EFSA no perciben con claridad que el producto elaborado a base de plantas, poliones y cacao presentado por Elancyl Global Silhouette, pueda regular el peso de las personas.

Hasta aquí los productos y principios activos rechazados, posiblemente la lista se ampliará significativamente y más después de conocer los primeros resultados. Hay que recordar que la normativa comunitaria no permite en ningún caso que se le atribuyan a los alimentos efectos saludables que no hayan sido contrastados científicamente. No podemos entender que la Unión Europea prolongue tanto el plazo que obliga a modificar los mensajes de las etiquetas, algunos se cambiarán en el 2010 pero otros hasta el 2014 no realizarán la modificación, realmente vergonzoso.

Nos remitimos a la conclusión del post alimentos funcionales, ¿son necesarios?, se puede recurrir de vez en cuando a los alimentos funcionales, pero no abusar de ellos ni hacerlos alimentos básicos en nuestra dieta, siempre será mejor disfrutar de una alimentación natural, variada y equilibrada, llena de propiedades beneficiosas para nuestra salud.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...