Sal ahumada de patata violeta

Cómo hacer sal aromatizada con chips de patata violeta, sal ahumada, flor de sal y ajo en polvo. Receta de sal ahumada con patata violeta paso a paso.

Sal aromatizada

Seguimos ampliando el recetario de sales aromatizadas con una propuesta que quizá en un principio os sorprenda, pero cuando la probéis seguramente os va a encantar, es esta Sal ahumada de patata violeta. Hace unas semanas se nos ocurrió prepararla cuando hicimos unos chips de patata para el aperitivo, aprovechando que habíamos encendido el horno para hacer pan, laminamos muy finas unas patatas violetas, las untamos con un poco de aceite de oliva y en unos minutos estaban crujientes y muy sabrosas.

Conversábamos sobre las migas de patatas que quedan muchas veces al comer chips, aludiendo a las comerciales, son un golpe de sabor y… ¿por qué no convertirlo en un condimento? Pues aquí lo tenemos, la sal ahumada de patata violeta es una opción, pero conociendo que este tipo de patata no siempre se encuentra (y preferimos las patatas chips hechas en casa para que sea un alimento natural), próximamente haremos nuevas versiones, con otras variedades del tubérculo, no obstante, ya podéis hacer esta sal aromatizada con la que consumáis habitualmente.

Lo más interesante de utilizar patata violeta es que el resultado es más llamativo por su color, por lo demás, se puede hacer esta sal ahumada con la patata que más os guste, pues formará parte del sabor.

¿Para qué utilizar esta sal de patata?, pues son muchas las opciones, desde un guacamole a un filete de carne, os iremos mostrando algunas sugerencias por si elaboráis esta sal, igual que esperamos que compartáis las vuestras. Lo que sí os recomendamos es que esta sal la utilicéis en el último momento, para sazonar un alimento que está listo para servir.

Ingredientes

10 gramos chips de patata violeta caseras, 10 gramos de sal ahumada vikinga, 12-14 gramos de flor de sal, una pizca de ajo en polvo.

Elaboración

Rompe las patatas chips y ponlas en el mortero o suribachi, machaca con la mano de mortero hasta que obtengas trocitos pequeños, no necesariamente polvo, así se ofrecerá algo de textura en el plato que se incorporé.

A continuación añade la sal vikinga ahumada (u otro tipo de sal ahumada si lo prefieres), la flor de sal o sal Maldon y una pizca de ajo en polvo, mejor si es casero, como este. La cantidad que añadimos es para que deje un leve recuerdo, pero se puede añadir la cantidad que se desee, incluso puedes prescindir de él.

Mezcla bien todos los ingredientes y conserva la sal aromatizada en un tarro con cierre hermético, preservado de la humedad, y lista para su uso.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,33 de 5)
Loading ... Loading ...