Doce recetas con calamares y chipirones

Esta semana tenemos como protagonistas los platos con sabor a mar en el recopilatorio dominical, Doce recetas con calamares y chipirones que esperamos que os animen a cocinar, a disfrutar haciéndolo y a quererlos repetir por lo que os han gustado cuando los habéis probado. Veréis muchas formas distintas de combinar estos cefalópodos, tanto en la elaboración de aperitivos, como entrantes o platos principales.

Quizá el arroz es uno de los principales recursos de los calamares, o de los cocineros que los elaboran, pero hay otros cereales que también tenemos que tener en cuenta, éstos nos aportan distintos nutrientes, pero además ofrecen nuevas texturas que agradece el paladar. Calamares grandes, pequeños, en aros, picados… un total de doce recetas con calamares y chipirones de las que esperamos que saquéis provecho.

A continuación podéis acceder a cada una de las recetas pulsando sobre su nombre, identificándolas con la presentación en el orden que aparecen en la fotografía, de izquierda a derecha. Esperamos que os gusten:

Puré de coliflor con brunoise de calamar: El calamar picadito y bien aderezado con salsa de soja, aceite de sésamo, almendras… es una guarnición deliciosa para enriquecer un puré de coliflor reconfortante.

Chipirones con salsa de pimientos y trompetas de la muerte: Una aromática salsa de pimiento rojo es la que acompaña a los chipirones salteados conservando su piel para una mayor expresión de su sabor marino, en este caso jugando con los sabores de tierra que proporcionan las delicadas setas.

Chipirones con chutney de zanahoria: Los chipirones cocinados ligeramente son un manjar, en este plato sólo ven un poco la plancha con un buen aceite de oliva y sal. El acompañamiento es un chutney de zanahoria que como sabes, ofrece un festín de sabores al paladar. Para terminar, el perfume de un aceite de ajo, perejil y albahaca.

Calamares con mermelada de su tinta: Con este plato vais a sorprender a quien os propongáis, la mermelada no es precisamente una mermelada, es una gelatina que una vez cuajada se rompe y se consigue una consistencia similar. Está sabrosísima, un acompañamiento ideal para las anillas de calamar al jengibre.

Calamares rellenos con arroz salvaje: El relleno de los calamares de esta receta son setas shiitake, gambas y las patas de los calamares, algo de cebolla, ajo y casi listo, una delicia que se posa sobre arroz salvaje aromatizado con mantequilla de hierbas.

Calamares rellenos de trigo tierno y calabacín: Es un plato muy completo, el cereal no sólo está delicioso, ofrece una textura especial que combina muy bien con la de los calamares. Se incluyen unos piñones, pasas, calabacín… los calamares descansan sobre una mermelada de tomate y sus patas se rebozan y se fríen para posarlas sobre una salsa de pieles de calabacín.

Risotto con calamares al chocolate: No hay sabores dulces en este plato, el chocolate es al 99% de cacao, una delicia que a primera vista sorprende y en el primer bocado conquista. El risotto es suave para que acompañe y permita expresar el sabor de los calamares al chocolate.

Arroz con calamares, shiitake y falsa vieira: Otro plato con calamares nutritivo y muy sabroso con el que sorprender, la falsa vieira se hace con leche de coco, el velo de tinta de calamar es muy similar a una salsa de tinta tradicional que se ha gelatinizado, el arroz redondo se combina con un poco de arroz venere, setas, calamar, hierbas aromáticas y especias.

Arroz marinero con crema de espinacas: Un arroz con calamares que muchos habréis elaborado, y para aportar más sabor y cremosidad, se termina con una crema de espinacas. Una delicia.

Arroz con calamares y habas tiernas: En el momento en el que dispongáis de habas frescas, será el momento de elaborar esta receta, sencilla y muy sabrosa, además de llamativa por su color. Mientras las habas no llegan, podéis hacer este arroz con anillas de calamar y acompañarlo de unos guisantes congelados de calidad.

Piombi con puntillas de calamar: Las puntillas de calamar se cocinan con su tinta y un poco de vino. En esta ocasión se acompaña de una pasta redonda que tiene una textura que nos encanta, aderezada con un toque oriental.

Quinoa con puntillas de calamar: La quinoa es un pseudo-cereal muy apreciado por sus propiedades nutricionales, es muy fácil de cocinar y combinar, un buen caldo o fumet casero enriquece y perfuma este saludable plato, ideal para comer cualquier día.

¡¡¡Feliz Semana!!!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (58 votos, media: 4,76 de 5)
Loading ... Loading ...