Doce recetas de helado

Que mejor momento que cuando más aprieta el calor para hacer el recopilatorio de Doce recetas de helado, aunque esto no quiere decir que no los consumamos durante todo el año, los helados son nutritivos, pueden ser más o menos energéticos según la base con la que se elabore, y si son caseros sabemos que son totalmente naturales.

Los helados son más fáciles de hacer de lo que uno se piensa antes de elaborar el primer helado artesano, es sencillo de hacer pero necesita atenciones si lo bates de forma manual, en el caso de utilizar heladora la comodidad se hace notar, y hacer helados se convertirá en una afición tan pronunciada como la pasión por comerlos.

Hemos seleccionado estas recetas de helado, pero podéis encontrar muchas más accediendo a Recetas de helados. Debemos decir que en breve vamos a actualizar la explicación sobre Cómo hacer helado porque la práctica nos ha ayudado a conseguir cada vez mejores resultados. Nos parece imprescindible el uso de azúcar invertido para obtener un helado más cremoso, fácil de hacer las bolas cuando lo acabas de sacar del congelador, y sin apreciación de los cristales de hielo.

Si seleccionáis alguna de las recetas de helado que podéis ver a continuación y el azúcar invertido no está entre sus ingredientes, sustituid una tercera parte de azúcar normal por azúcar invertido. En el caso de que lleve miel no será necesario porque actúa de forma similar. Aquí podéis ver cómo hacer azúcar invertido, es muy fácil y rápido. Y vamos con doce recetas de helado:

Helado de fresa: Fresas naturales, yogur griego y nata son la base de este helado natural y artesano con el que vas a disfrutar.

Helado de nata, cerezas y chocolate: Otro helado con fruta natural, las cerezas con nata y chocolate son una combinación clásica en las tartas, en formato de helado cremoso es también una delicia.

Helado de crema de limón: El lemon curd además de ser ideal para combinar con el helado de chocolate y limón, es una base ideal para dar sabor a un cremoso helado, fácil y rápido de hacer.

Helado de queso fresco: Si preparas este helado, además de tomarlo como postre atrévete a incluirlo en algún plato salado, está exquisito.

Helado de sésamo: A partir del crocante de sésamo se puede hacer este helado que sorprenderá y conquistará a todos los apasionados por esta semilla, no dejes de probarlo.

Helado de leche merengada: Suave y delicado en sabor, si te gusta la leche merengada, te encantará en formato de helado.

Helado de chocolate con cookies de chocolate y sirope de chocolate: Para los verdaderos amantes del chocolate…

Helado de chocolate amargo con haba tonka: Este mismo helado se puede hacer con el chocoalte que más te guste y si no tienes haba tonka, omitirla, el helado de chocolate básico es uno de los imprescindibles y uno de los más consumidos.

Helado de avellana: Que no te llegue por sorpresa en la degustación, su sabor es exquisito, si te gustan las avellanas se convertirá en uno de tus helados preferidos. Sobra decir lo bien que le sienta la salsa de chocolate.

Helado de pasas al ron: Este es uno de los helados clásicos, al menos en nuestra familia es de los preferidos por los mayores (aunque ahora todos somos mayores…).

Helado de vainilla con nueces: Un clásico helado de vainilla que con las nueces caramelizadas es un lujo, y además tienes la base para elaborar muchas otras combinaciones.

Helado de plátano frito con miel: Los plátanos bien maduros salteados con mantequilla y miel, son una base exquisita para hacer helado, el éxito está asegurado.

¡¡Feliz semana!!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (91 votos, media: 4,57 de 5)
Loading ... Loading ...