Doce recetas con anchoas

Las protagonistas del recopilatorio de hoy son las anchoas en semiconserva, sobre estas líneas podéis ver las Doce recetas con anchoas que hemos reunido, pensando además en que sean platos frescos, que apetezca elaborarlos estos días de calor, recetas de verano que nos motiven a cocinar y a disfrutar en la mesa.

Las anchoas en semiconserva son un producto de calidad, muy nutritivo y muy versátil, no olvidéis que por su procesado necesitan estar siempre refrigeradas. Su precio puede considerarse elevado, pero es un producto que tiene una preparación minuciosa, y no es necesario poner mucha cantidad en cada receta, además, no tienen nada que ver unas buenas anchoas que las de precio medio-bajo que se comercializan. A veces podemos encontrar anchoas que están muy saladas, podemos enjuagarlas un poco o cambiarles el aceite de oliva en el que se encuentran para suavizarlas, sobre todo si se van a degustar enteras o directamente con otros alimentos.

Las anchoas hacen que haya que moderar la adición de sal del resto del plato, además se combinan con ingredientes menos sabrosos, pero seguro que esto ya lo sabéis, así que vamos a ver las recetas con anchoas que podréis consultar pulsando sobre el nombre de cada receta que os listamos a continuación, en el orden de siempre, de izquierda a derecha.

Salsa para ensalada de pollo: Ideal, y cuando la pruebes no dejarás de prepararla para que tus comensales puedan disfrutar de una de tus mejores ensaladas de pollo.

Crema de queso de cabra y pimientos con crumble de anchoa: Aquí las anchoas se mezclan con barquillos y cebolla frita crujiente, aportando sabor y textura a una crema exquisita para ofrecer como aperitivo.

Tosta de berenjena con tomate cottage y aceite de anchoa: Añadimos muchas veces las anchoas como potenciador del sabor, en este caso preparamos con ellas un aceite que enriquecerá una tostada deliciosa.

Aguacate con anchoas y vinagreta de aceitunas negras: Las anchoas y el aguacate son una pareja perfecta, por un lado tenemos el sabor neutro y la cremosidad del aguacate y por el otro la textura carnosa y el sabor de la anchoa. Exquisito.

Bocconcini con rúcula, mostaza y piñones: Los bocconcini son como pequeñas bolas de mozzarella que rellenamos con rúcula y hojas de mostaza roja, piñones, pimientos del piquillo y anchoas entre otras cosas, posadas sobre una tostada, son ideales para tomar de un bocado.

Cuscús de anchoas con remolacha y queso feta: Un entrante original y muy sabroso, el cuscús es el que se lleva todo el sabor de las anchoas para después repartirlo en el paladar.

Ensalada de orzo con aguacate, feta y anchoas: Ensalada sencilla, refrescante y apetitosa, llena de vitaminas y minerales, gustará a tus comensales.

Ensalada de melón, queso feta y vinagreta de anchoas: Puedes seleccionar la variedad de melón que más te guste para acompañarlo de queso feta, canónigos, espinacas, brotes de hoja de roble, de remolacha… y una vinagreta que cuando la pruebes, también la probarás en otros platos.

Ensalada de garbanzos con salsa de anchoas: Un entrante que ayuda a recuperar energías, pudiendo añadir además algunas verduras más, atún, pollo… fácil y deliciosa ensalada.

Sopa de fresas con aguacate y anchoas: Una sorpresa para el paladar que la prueba por primera vez, es básico tener unas buenas fresas, cuando están de temporada, la combinación de sabores y texturas es exquisita.

Pasta con tomate y anchoas: Esta es una de esas recetas que se incorporan en el recetario habitual, la pasta y las anchoas siempre triunfan.

Risotto de queso y uvas: Quesos variados para este risotto que combinamos con uvas y que potenciamos con el sabor de las anchoas.

¡¡Feliz semana!!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (61 votos, media: 4,72 de 5)
Loading ... Loading ...