Helado de nata, cerezas y chocolate

Helado de nata, cerezas y chocolate

Entre el calor que hace y las promesas que os hemos hecho sobre la publicación de nuevas recetas de helados, aquí tenéis uno muy sencillo a la vez que exquisito, un Helado de nata, cerezas y chocolate. Sin preparación previa, sólo teniendo un brick de nata y las cerezas en el frigorífico, y el vaso de la heladora en el congelador, podrás degustar en menos de una hora un helado casero y natural.

Como podéis deducir, esta receta de helado de nata es más energética que los últimas que habíamos preparado, ya sabéis que muchas veces procuramos reducir grasas en las recetas, pero no hay que hacerlo siempre, mientras conservemos una dieta equilibrada durante la semana, podemos darnos algún capricho el fin de semana. Este es además para disfrutar como helado soft, cremoso y suave. Si aún así queréis reducir algo de nata, podréis hacerlo sustituyendo por leche, o ver este Helado de cerezas.

Ingredientes

500 ml. de nata 35% M.G, 250 gramos de cerezas limpias y deshuesadas, 80 gramos de azúcar glas vainillado (se puede sustituir una tercera parte por azúcar invertido en menor cantidad porque endulza más), 60 gramos de pepitas de chocolate.

Elaboración

Como decíamos anteriormente, el vaso o recipiente de la heladora debe estar en el congelador unas 24 horas antes, y los ingredientes para hacer el helado, en el frigorífico desde unas 4 horas antes.

Lava las cerezas, deshuésalas y córtalas en cuartos o más pequeñas si lo deseas. Resérvalas de nuevo en el frigorífico, aprovecha también para poner las perlas o pepitas de chocolate en el frigorífico.

Mezcla la nata (sin montar) con el azúcar glas vainillado y pon en marcha la heladora, cuando ya estén dando vueltas las aspas, vierte la nata endulzada por el bocal. Deja que empiece a tomar cuerpo y a enfriarse más, con el batido irá cogiendo volumen y empezará a endurecerse.

Pasados 15 minutos añade las cerezas por el vocal, sin parar la heladora, deja que se mezclen bien e incorpora entonces el chocolate. Deja que la heladora trabaje otros 15-20 minutos. Entonces pasa la mezcla del helado, que estará cremosa pero no totalmente congelada, a un recipiente con tapa e introdúcelo en el congelador hasta que tenga la textura deseada.

Para hacer el helado sin heladora, deberás empezar por montar la nata como haces normalmente y añadir el azúcar para que se integre y la endulce, además de aromatizarla con la vainilla, buena compañera de esta fruta. Pon la nata montada en un recipiente, a ser posible metálico (acero inoxidable), con tapa.

Helado de nata, cerezas y chocolate

Pasada media hora, retíralo y si ya está un poco congelado, añade las cerezas troceadas del tamaño que desees, y el chocolate, mezcla bien y vuelve a introducir en el congelador. En las siguientes dos o tres horas retira el helado del congelador para batirlo y evitar que se formen cristales, hasta que esté totalmente congelado o en el punto deseado para consumirlo.

Los helados caseros, al permanecer varias horas en el congelador se endurecen más que la mayoría de helados comerciales, por lo que antes de servirlos deberán estar a temperatura ambiente unos 15 minutos aproximadamente.

Sirve el Helado de nata, cerezas y chocolate en tarrina o en una copa presentando bolas de helado con galleta, frutos secos, chocolate líquido… ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (31 votos, media: 4,87 de 5)
Loading ... Loading ...