Costillar de cordero lechal al horno

Costillar de cordero lechal al horno

El Costillar de cordero lechal al horno es un plato principal excelente para quienes disfrutan del delicado sabor de esta carne, en una comida festiva. Una elaboración sencilla pero que conquista a los paladares más exigentes, ¿os animáis a incluirla entre vuestras recetas de Navidad?

Hemos acompañado la receta de Costillar de cordero al horno con una ligera ensalada, si se realiza un menú muy amplio, lo que interesa con los platos principales es disfrutar de un buen producto sin recargarlo demasiado, unas hojas frescas y tersas con un aderezo que maride bien con la carne, nos parece una buena opción. Esperamos que a vosotros también os guste.

Ingredientes (4 comensales)

4 cortes de costillar de cordero lechal, 1 c/c de pimienta negra, 2 c/c de orégano, 2 dientes de ajo, 4 chalotas, aceite de oliva virgen extra, sal.

Para la ensalada

150 gramos de rúcula (se puede utilizar un mezclum de brotes, con hojas de mostaza roja, remolacha, berros, canónigos…), 8 dátiles, 20-25 avellanas, 1 c/p de mostaza antigua, pimienta negra recién molida, 4 c/s de aceite de oliva virgen extra, sal.

Elaboración

Precalienta el horno a 180º C. Pela los ajos y rállalos, añade el orégano, la pimienta negra, sal y el aceite de oliva virgen extra necesario para hacer la marinada para frotar el costillar. Pela las chalotas y reserva.

Limpia los cortes del costillar del exceso de grasa y prepáralos para la presentación, libera las costillas de su carne cortando los laterales y la parte frontal y trasera, haciendo bajar la carne en una pieza hacia la base del costillar. Recoge la carne dejando una superficie lisa y átalo, sin necesidad de apretar para que conserve la forma durante la cocción.

Costillar de cordero lechal al horno

Raspa con la hoja del cuchillo las fibras que hayan podido quedar en las costillas para que quede más limpio en la presentación. Unta la carne de los costillares con la marinada (lo ideal es dejar reposar una media hora) y cubre las costillas con papel de aluminio para que no se ennegrezcan en el horneado.

Pon los cortes de costillar de cordero lechal en la bandeja del horno untada con aceite de oliva virgen extra, añade las chalotas e introdúcela en el horno. El tiempo de horneado dependerá del tamaño de las piezas de carne y del horno, nosotros lo hemos tenido aproximadamente 75 minutos, en ese tiempo hay que regar la carne con el jugo que se va depositando en la bandeja tres o cuatro veces.

Poco antes de que los costillares estén listos, prepara la ensalada y el aderezo, pon en un cuenco las avellanas troceadas, añade la mostaza, la pimienta negra, una pizca de sal y aceite de oliva virgen extra, mezcla bien y reserva. Limpia la rúcula o las hojas verdes que vayas a utilizar.

Emplatado

Sirve en los platos una cama de ensalada aderezada con el aceite de mostaza y avellanas, coloca en un lateral los dátiles y sobre la ensalada, el Costillar de cordero lechal al horno (retirando previamente el papel de aluminio y el hilo de cocina), regándolo con su jugo y acompañando de una chalota para cada comensal. Sirve enseguida y ¡Buen provecho!

Costillar de cordero lechal al hornoCostillar de cordero lechal al hornoCostillar de cordero lechal al hornoCostillar de cordero lechal al horno

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (50 votos, media: 4,82 de 5)
Loading ... Loading ...