Vermicelli

Bajo la denominación de Vermicelli se conocen distintos tipos de pasta pero con las mismas características, son fideos muy finos y largos, una forma de espaguetis pero con menor grosor, casi podrían definirse como filamentos. Hay dos países en los que los vermicelli son muy populares, Italia que elabora este tipo de pasta con trigo duro, y China, donde son tradicionales los fideos (o gusanitos) de arroz y de soja, muy extendidos en toda la cocina asiática.

Sobre el origen de los vermicelli no hay mucha certidumbre, igual que se ha discutido sobre el origen de la pasta en general, disputada entre Italia y Oriente Próximo. Pero según se descubrió hace unos años, el hallazgo de restos de fideos más antiguo tuvo lugar en China.

Sea como fuere, a día de hoy el consumo de pasta es importante, con un amplísimo abanico de posibilidades en cuanto a formas y a cereales utilizados en su elaboración. Nosotros, en este caso, los que consumimos habitualmente son los vermicelli de arroz o de soja en sopas y salteados, para cocinar la pasta de trigo italiana preferimos pasta de mayor grosor, como los tallarines o linguine.

Los vermicelli de arroz o de soja muchas veces son llamados sencillamente fideos chinos, pero hay tantos tipos de fideos chinos… los que veis en la foto son vermicelli de soja, éstos están elaborados con almidón de soja, almidón de patata y agua, los vermicelli de arroz suelen elaborarse con almidón de arroz y agua. Es una pasta que ofrece más textura que sabor, por lo que es un ingrediente muy versátil en la cocina.

Además de esta virtud, que también encontramos en la mayoría de tipos de pasta, los vermicelli son tan finos que son de muy rápida cocción, basta con dejarlos reposar en agua o caldo hirviendo unos cinco minutos para que estén cocidos, y para terminar la receta de cocina, se saltean los ingredientes con los que se quieran acompañar (carne, pescado, marisco, verduras, setas…) y se mezcla. En el caso de querer servir una sopa de vermicelli, es tan sencillo como preparar el caldo con los ingredientes escogidos y poco antes de servir, incorporar la pasta.

Los vermicelli son también muy consumidos fritos en abundante aceite, entonces resulta una guarnición de fideos crujientes que en la cocina occidental se ha utilizado mucho para dar volumen a los platos, además de la textura mencionada.

Seguramente podréis compartir con nosotros muchas recetas con vermicelli, como la que hace unos días Sonia compartió en vuestra sección de recetas Hoy Cocinas Tú, los Vermicelli con gambas y aliño tailandés. Si no los habéis probado, animaos a hacerlo, los podréis encontrar en tiendas de alimentación oriental y en hipermercados o grandes superficies dedicadas a este sector.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, media: 4,85 de 5)
Loading ... Loading ...