Helado de vainilla con nueces

Cómo hacer helado de vainilla con nueces casero, helado artesano y natural. Receta de helado de vainilla explicado paso a paso con fotos.

Helado de vainilla con nueces

El Helado de vainilla con nueces es uno de los que más gustan en casa, por eso cuando lo hacemos es en grandes cantidades, pero lo ponemos en dos recipientes y siempre probamos algunas variantes en uno de ellos. Por eso, os ponemos la cantidad de crema total que hacemos, pero sólo utilizaremos 500 gramos de ella para la cantidad de nueces que ponemos en los ingredientes.

Esta receta de helado de vainilla está bien cargadito de este fruto seco, pero si queréis encontrar menos ‘tropezones’ en el helado, sólo tenéis que reducir la cantidad de nueces en la elaboración. La crema de vainilla es como una crema pastelera con una buena dosis de vainilla y sin incorporar la canela, podéis hacerla con Thermomix o por el método tradicional, procurad que no quede demasiado densa.

Ingredientes

1 litro de leche, 6 yemas, 80 gramos de Maizena, 200 gramos de azúcar, 1 limón (su piel), 1 vaina de vainilla, 100 gramos de nueces, 100 gramos de azúcar (para hacer el caramelo), un poco de agua o zumo de limón.


Elaboración

Con Thermomix

Poner la leche en el vaso de la Thermomix, excepto medio vaso en el que hay que disolver la Maizena. Añadir a la leche las yemas, el azúcar, la piel rallada de limón y abrir la vaina de vainilla,raspar su interior para añadirlo. Mezclar 2 minutos a 90º C velocidad 4.

Añadir la leche reservada en la que se ha disuelto la Maizena y programar 10 minutos a 90º C y velocidad 4. Pásala a un cuenco y ponle un poco de mantequilla en la superficie para que no cree una película seca o ve dándole vueltas de vez en cuando mientras se enfría.

Elaboración tradicional

Mezcla en un cuenco amplio la Maizena y el azúcar, a continuación incorpora las yemas, un vaso de leche y bate bien con ayuda de las varillas. Pon a calentar el resto leche con la piel de limón y el interior de la vaina de vainilla, no debe llegar a hervir.

Cuando la leche esté bien caliente, retira la piel de limón e incorpora la mezcla del cuenco. Cuece a fuego lento sin dejar de remover hasta que espese. Una vez obtenida la consistencia deseada, retira la crema del fuego y deja enfriar a temperatura ambiente. Ponle un poco de mantequilla para que no cree una película seca en la superficie o ve dándole vueltas de vez en cuando mientras se enfría.

Helado de vainilla con nueces
Elaboración del helado

Prepara mientras tanto el caramelo con el azúcar y un poco de agua o zumo de limón, no lo hagas muy rubio para que no se endurezca demasiado cuando se enfríe. Incorpora las nueces troceadas en el caramelo y báñalas bien, a continuación ponlas sobre papel sulfurizado y déjalas enfriar. Una vez frías, rómpelas un poco cubriéndolas con otra lámina de papel sulfurizado y picando con la mano de mortero o un utensilio similar.

Vierte las nueces en 500 gramos de crema de vainilla y mezcla bien, pasa entonces el preparado a un recipiente con tapa hermética, mejor que sea de metal, que es mejor conductor del frío. Llévalo al congelador y sácalo cada media hora para removerlo con la finalidad de que coja algo de aire y evitar los cristales de hielo.

Una vez que esté consistente y cremoso, el Helado de vainilla y nueces ya está listo para su degustación. Si dejas el helado varias horas en el congelador, recuerda retirarlo unos 20 minutos antes de servirlo.

Con la crema que te ha sobrado puedes repetir el procedimiento, hacer helado o utilizarla para otros postres, como para rellenar unos profiteroles, hacer una tarta de manzana…

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (17 votos, media: 4,94 de 5)
Loading ... Loading ...