¿Los antioxidantes no retrasan el envejecimiento?

Los antioxidantes no retrasan el envejecimiento, esta es la conclusión a la que han llegado los investigadores de la Universidad de Londres en un estudio que debía determinar la relación longevidad-antioxidantes. Una dieta rica en antioxidantes no retrasaría el envejecimiento ni protegería a nuestro organismo del inevitable paso del tiempo.

Los antioxidantes son compuestos capaces de retrasar la oxidación de las células que provoca la acción de los radicales libres, conclusion que no desmiente este nuevo estudio, aunque sí pone en duda la ampliación del tiempo de vida concluyendo que los antioxidantes no retrasan el envejecimiento.

Los radicales libres son moléculas oxidantes que provienen principalmente de diferentes agentes contaminantes del medio ambiente, las grasas de algunos alimentos, los productos fitosanitarios que se utilizan en el sector de la agroalimentación, la contaminación atmosférica, etc.

Los radicales libres acceden a nuestro organismo a través de distintas vías y una vez dentro atacan a las células, una acción que interpretamos así pero que en realidad no es la finalidad, los radicales libres buscan su estabilidad electroquímica que únicamente consiguen cuando captan los electrones de las moléculas estables de nuestro cuerpo. El resultado es la degradación de la membrana celular y por tanto la destrucción de la célula o la alteración de la información genética.

Los investigadores de la Universidad de Londres realizaron distintos experimentos con nematodos modificados genéticamente para que presentaran mayor capacidad antioxidante, comparando estos gusanos con otros normales se comprobó que el aumento de antioxidantes no logró prolongar su vida. Durante varios años la industria de la cosmética y la alimentación ha estado comercializando productos ricos en antioxidantes como una fórmula efectiva para retrasar el envejecimiento, algo que este estudio cuestiona ahora.

Recordamos otro estudio del que hablamos en Gastronomía & Cía sobre el resveratrol, en él hablábamos sobre el trabajo del grupo de investigación de Biología Celular de la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla) en el que se demostraba que esta sustancia con propiedades antioxidantes alargaba la vida, al menos así se mostraba en las investigaciones realizadas con roedores. Podríamos nombrar varios estudios recientes que llegan a la misma conclusión.

Según los investigadores de la Universidad de Londres, se han construido una serie de afirmaciones basadas en una teoría propuesta hace más de 50 años en la que se indicaba que la vejez era el producto de una acumulación de daños celulares causados por los radicales libres, la circulación de estas sustancias por nuestro organismo provocarían el denominado estrés oxidativo que se traduce en el envejecimiento del organismo.

En teoría, y añadiríamos en la práctica (si nombramos otros estudios), los antioxidantes que nos ofrecen los alimentos lograrían eliminar los radicales libres reduciendo su impacto en el organismo. Curiosamente en esta investigación se indica que ningún estudio ha logrado corroborar esta teoría y además se puede respaldar con otro que se realizó en este mismo año por investigadores del Hospital Universitario de Copenhague (Dinamarca).

En este estudio los expertos emplearon antioxidantes con seres humanos para determinar sus efectos, el resultado también mostraba que los antioxidantes no alargaban la vida, incluso se indicó que podrían acortarla. Esta afirmación generó una gran polémica y algunos investigadores dudaron de los resultados obtenidos.

El caso es que la nueva investigación pretendía determinar si existía relación entre la ingesta de antioxidantes y las perspectivas de vida. Según los investigadores, como era algo imposible de probar en seres humanos, decidieron utilizar nematodos. La modificación genética permitió que el organismo de los gusanos actuara con más efectividad a la hora de eliminar los radicales libres, en teoría y en base a las afirmaciones o investigaciones realizadas anteriormente, la prolongación de la esperanza de vida debería darse, algo que no ocurrió.

Según los expertos, los radicales libres están involucrados en el proceso de envejecimiento pero no en un papel relevante. En lo que sí se concluye es que una dieta equilibrada mejora nuestro organismo reduciendo la incidencia de enfermedades, pero los antioxidantes ni retrasan ni previenen la vejez.

Esperaremos nuevos estudios que respalden o rebatan las conclusiones de esta investigación. Si quieres consultar más datos al respecto, puedes consultar la revista científica Genes and Development Journal .

Vía | BBC
Más información | University College London

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...