Ajoblanco al pesto

Cómo hacer ajoblanco al pesto, la receta de ajoblanco fusionada con los ingredientes principales de la salsa pesto, albahaca, piñones y parmesano. Receta paso a paso con fotos.

Ajoblanco al pesto

En base a la receta de Ajoblanco tradicional, una sopa fría exquisita, nutritiva, económica y muy fácil de hacer, podemos elaborar algunas variantes, tantas como la creatividad sensata nos permita. Hemos hecho Ajoblanco de mango, Ajoblanco de coco, Ajoblanco de avellanas y entre otros, el Ajoblanco al pesto que hoy os animamos a preparar.

De nuevo nos presentamos ante una receta de verano que refresca el paladar y nos nutre con ingredientes accesibles y saludables. Este ajoblanco también sigue en la línea de la sencillez de su elaboración y en la buena armonía que logra al fusionarse con los ingredientes principales de la salsa pesto, piñones, albahaca y parmesano. Está para repetir, así que no tardéis en probarla.

Ingredientes (4 comensales)

140 gramos de almendra, 40 gramos de piñones, 60 gramos de queso parmesano, 2 dientes de ajo, 10 gramos de albahaca fresca, 50-60 gramos de miga de pan del día anterior, 600 gramos de agua, 40 gramos de aceite de oliva virgen extra, de vinagre (opcional), sal, pimienta negra recién molida.

Elaboración

Combinamos piñones y almendra, los frutos secos crudos y de territorio nacional, tenemos muy buena materia prima, también, en este sector. Trocea el queso parmesano, es preferible utilizar piezas de queso entero, como os comentamos en otra ocasión, el queso rallado ha perdido sabor.

Pela los dientes de ajo y retira el germen del interior. La cantidad de éstos se puede variar según la intensidad que se desee aportar al ajoblanco. Empapa ligeramente la miga de pan seca con agua.

Ajoblanco al pesto

Pon en el vaso de la batidora o Thermomix los ingredientes, los frutos secos, el parmesano, el ajo, las hojas de albahaca limpias y troceadas, el pan, el agua y salpimenta al gusto. Tritura a máxima potencia y a continuación añade el aceite de oliva.

Vuelve a triturar hasta emulsionar. Prueba y rectifica si fuera necesario. Pasa el ajoblanco al pesto a un recipiente con tapa y reserva en el frigorífico una o dos horas para servirlo bien frío.

Emplatado

El ajoblanco lo puedes servir solo o acompañado de un ‘tartar’ de tomate, picatostes, bocconcini… preséntalo en un plato o cuenco, pero también puedes servirlo en vasos de degustación o chupitos, para disfrutarlo como aperitivo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...