En California se seguirá consumiendo foie gras

Consumo de foie gras

El 1 de julio entrará en vigor la prohibición del foie gras en California, concretamente se prohíbe producir o comercializar el producto, pero la ley no dice que no se pueda consumir, tampoco dice nada sobre adquirirlo en otro Estado, o que los chefs californianos se lo preparen a los clientes que se lo lleven y a cambio sólo se cobre su elaboración, algo similar al servicio de descorche de un vino. Pues bien, por estos motivos, posiblemente se seguirá consumiendo foie gras en California.

Se habla de ventas transfronterizas de foie gras, productores que trabajarán cerca de la frontera produciendo el preciado manjar para vendérselo a aquellos californianos que lo quieran disfrutar en su hogar, como decíamos, la ley no hace referencia a la posesión, por lo que no existe delito. Parece evidente que han quedado cabos sueltos en esta nueva legislación. Se habla de adquirir el foie gras en porciones y posteriormente congelarlo, cada vez que un comensal quiera disfrutar de un plato con foie gras, podrá acercarse a su restaurante preferido y solicitar que se lo cocinen, como decíamos, esto no se contempla como delito. De momento los californianos pueden comer foie gras en los restaurantes de la forma tradicional, pagando por la elaboración y el producto, muchos han aprovechado las buenas ofertas y menús que muchos chefs han preparado para los días previos a la prohibición.

Cuando entre en vigor la ley, sólo será necesario un poco de organización y el foie gras seguirá estando presente en el Estado, no se va a crear un mercado negro dado que existen alternativas como la que hemos mencionado. Quizá esta nueva ley dure mucho menos que la que se implantó en Chicago y que finalmente terminó revocándose, el comercio del foie gras escapará a la ley y a las fuerzas de seguridad a no ser que se plantee una reforma legislativa, algo que podríamos considerar poco probable. Como ya sabemos, la prohibición se planteó en el año 2004 y se ofreció un margen de tiempo holgado para que los productores (en este caso Sonoma Artisan Foie Gras, el único del Estado) presentaran una alternativa de producción que se alejara de la alimentación forzada que provoca el hígado hipertrofiado con el que se elabora el foie gras. Pero dado que no se realizó ningún avance ni se presentó plan alguno, se decidió aplicar la ley.

La empresa ya ha anunciado que abandona su actividad tras 25 años dedicándose a la producción de foie gras, pero también indica que van a reflexionar y considerar minuciosamente los próximos pasos, quizá decidan instalarse en la frontera de alguno de los tres Estados colindantes para seguir con su actividad. Clientes posiblemente no le faltarían, y quizá con los nuevos mecanismos para burlar la prohibición, el precio del producto se encarecería. En realidad se desconoce qué hará la empresa, otra opción es esperar a que la ley termine derogándose a causa del comercio transfronterizo que se va a generar, entonces podría volver a continuar con su actividad.

Algunos políticos ya han manifestado que estarían dispuestos a realizar cambios en la ley, sentarse con productores y chefs para realizar algunas modificaciones pero no su derogación, se vuelve a hablar de un método alternativo de producción que sea más respetuoso y de aplicarlo en la legislación del próximo año. Por otro lado, las fuerzas del orden indican que no les han comunicado un plan de actuaciones para hacer cumplir la ley, si a esto añadimos el comercio transfronterizo, en el caso de llevar a cabo actuaciones policiales, éstas caerían en saco roto. Algunos chefs ya han manifestado que van a seguir ofreciendo foie gras y no lo van a cobrar, como hemos indicado, si no se ha producido en el Estado y no se comercializa, no hay ley que valga.

Evidentemente los defensores de los derechos de los animales se deben sentir muy indignados, de hecho, aseguran que irán contra todo aquel chef y establecimiento que desee continuar sirviendo foie gras, quizá terminen en una celda si se exceden, dado el nuevo giro que ha tomado la situación. Para este colectivo es una burla y la aceptación de la tortura animal para satisfacer el paladar. Como dicen en el artículo de Bloomberg, en California van a seguir comiendo foie gras y los californianos cargarán sus congeladores con la delicatessen producida en otros Estados, sin duda, el proyecto de ley ha sido un verdadero fiasco.

Foto | Jlastras

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...