Solomillo de cerdo con velouté de cava

Solomillo con velouté de cava y tirabeques

Hoy tenemos un plato principal que podréis preparar cualquier día de la semana que queráis disfrutar de un plato sencillo pero atractivo, ligero y muy sabroso, asequible y rápido de elaborar, aunque con este Solomillo de cerdo con velouté de cava, también podréis sorprender a vuestros invitados en cualquier comida festiva. La elaboración de la carne es de los más simple, pero es una de las formas más sabrosas de disfrutar de un solomillo, hecho a la plancha o a la parrilla.

La velouté de cava, no es una auténtica velouté como veréis en la explicación de la receta a continuación, no partimos de un roux, de hecho, utilizamos aceite de oliva virgen extra en lugar de mantequilla, entre otros cambios, pero veréis que el resultado es excelente si partís de un buen caldo y un buen cava. Esta salsa es una buena propuesta para aprovechar el cava que nos haya sobrado después de una comida o un brindis, además de acompañar muy bien al solomillo de cerdo, es perfecta para el pollo y para ciertos pescados.

Ingredientes (4 comensales)

1 o 2 solomillos de cerdo (según tamaño), aceite de oliva virgen extra, pimienta, sal, c/n de tirabeques.

Para la velouté de cava

225 gramos de cava, 140 gramos de fondo blanco de ternera, 30-35 gramos de Maizena, 1 c/p rasa de azúcar, una pizca de cúrcuma, pimienta negra recién molida, rasa de tomillo (fresco si es posible), sal, aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Limpia el solomillo, retira la posible grasa que pueda tener, salpiméntalo al gusto y córtalo en rodajas un poco gruesas, reserva en frío mientras preparas el resto de ingredientes. Lava los tirabeques, retira los hilos y córtalos en tiras. Reserva.

Prepara la velouté o salsa de cava, pues como hemos indicado, hemos variado su elaboración, obtenemos un excelente resultado y se hace muy rápido. Pon en un cazo el caldo o fondo, disuelve en él la Maizena con unas varillas manuales, añade a continuación el cava, el azúcar, la cúrcuma, la pimienta negra, el tomillo, la sal y un buen hilo de aceite de oliva virgen extra.

Solomillo con velouté de cava y tirabeques

Mezcla con las varillas y ponlo a calentar a fuego medio-alto, deja que coja temperatura sin dejar de remover con las varillas, a medida que vaya cogiendo calor irá emulsionando y cogiendo cuerpo, una vez que obtengas una salsa espesa, homogénea y brillante, retira del fuego y reserva en caliente.

Pon una sartén o parrilla a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra, haz el solomillo poniéndolo por la parte redondeada, dándole la vuelta para que se dore por todo el contorno y el calor se vaya aproximando al centro del corte de carne, dejándolo sonrosadito para que ofrezca una textura jugosa y sabor.

Emplatado

Sirve una cama de tirabeques, dispón sobre ellos el solomillo de cerdo y termina napando con la velouté de cava y tomillo. Sirve enseguida y ¡buen provecho!

Solomillo con velouté de cava y tirabequesSolomillo con velouté de cava y tirabequesSolomillo con velouté de cava y tirabequesSolomillo con velouté de cava y tirabeques

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (58 votos, media: 4,59 de 5)
Loading ... Loading ...