Tarta de hojaldre rellena de requesón y pera

Tarta de hojaldre rellena de requesón y pera

El hojaldre es una de las masas de repostería que más gustan, además es muy fácil de trabajar, claro, una vez que la masa está hecha, aunque como os mostramos en la receta de Hojaldre de mantequilla caramelizado, tampoco es que sea difícil de hacer aunque precisa un poco de dedicación. Por eso es habitual que en el frigorífico siempre tengamos hojaldre fresco que en cualquier momento podemos rellenar o cubrir con ingredientes dulces o salados, disfrutar por ejemplo de esta Tarta de hojaldre rellena de requesón y pera.

Esta tarta se puede hacer con placas de hojaldre enteras, haciendo una sola tarta, o cortándola en porciones y hacer la Tarta de hojaldre rellena de requesón y pera en formato individual. Una de las cosas que más gustarán a quienes degusten esta tarta es que, además de la crujiente textura del hojaldre, disfrutarán de sabores bien conjugados, de la fruta y del queso fresco artesano, de la miel… por cierto, añadir unas nueces al relleno también será una buena opción.

Ingredientes (4 comensales)

1 y 1/2 placas de hojaldre (aprox. 400 gramos), 200 gramos de requesón, 60-80 gramos de miel (según lo dulce que se desee), 1 pera grande, 1 huevo.

Elaboración

Hemos utilizado el hojaldre fresco del Lidl que es rectangular, si tenéis el mismo hojaldre, de una placa salen para tres tartas, para la cuarta hay que tomar una porción de otra placa. Así que divide la primera placa en tres rectángulos y corta un cuarto rectángulo del otro hojaldre. Seguidamente corta cada rectángulo por la mitad, uno será la base y el otro cubrirá la tarta, obtendrás cuadrados como se puede ver en las fotografías.

Pon el requesón en un cuenco y añade la miel, mezcla bien y repártelo en las cuatro bases de hojaldre que ya habrás puesto en la bandeja del horno cubierta con teflón, silpat o similar. Pela la pera y córtala en rodajas finas (conviene que la pera no esté muy madura). Reparte las rodajas de la fruta sobre el requesón.

Tarta de hojaldre rellena de requesón y pera

Con ayuda de un rodillo para enrejado, corta el hojaldre que cubrirá la tarta sin llegar a los extremos que deberán unirse con la base de hojaldre.

Antes de tapar, pinta el borde de la base de hojaldre con huevo batido, posa el hojaldre enrejado, abriendo los cortes cuidadosamente, sobre la base de la tarta, y sella todo el contorno con los dientes de un tenedor. Haz lo mismo con todas las tartas. Sobre el relleno, cabe destacar que se puede poner más cantidad de requesón o de pera si se desea, aunque si es para servir como postre no conviene rellenarlo mucho.

Pinta la superficie de las tartas con huevo batido. Introduce las tartas en el horno precalentado, con calor arriba y abajo a 210º C o con ventilador a 190-200º C. Hornea durante 12-15 minutos, hasta que el hojaldre esté dorado.

Emplatado

Retira cada Tarta de hojaldre con requesón y pera de la bandeja y pósala sobre una rejilla para que se enfríe. Sírvela sola, como desayuno, merienda, postre… o acompáñala de una bola de helado de crema, nata o chocolate si lo deseas. ¡Buen provecho!

Tarta de hojaldre rellena de requesón y peraTarta de hojaldre rellena de requesón y peraTarta de hojaldre rellena de requesón y peraTarta de hojaldre rellena de requesón y peraTarta de hojaldre rellena de requesón y peraTarta de hojaldre rellena de requesón y peraTarta de hojaldre rellena de requesón y peraTarta de hojaldre rellena de requesón y pera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (26 votos, media: 4,27 de 5)
Loading ... Loading ...