Pollo a la parrilla

Pollo a la parrilla

Mientras estábamos explicando qué es el pollo mariposa, nuestra memoria gustativa nos trasladaba al verano, a las sesiones de parrilla al aire libre en las que un simple Pollo a la parrilla inundaba el ambiente con su aroma y posteriormente, que perfume más gratificante, ¿verdad?. Somos adictos confesos a las barbacoas, brasas o parrillas, y también a casi cualquier elaboración con pollo, bastan unas especias y unos dientes de ajo para hacer de una de las carnes más accesibles, un auténtico manjar.

Y no sólo eso, con recetas tan sencillas como el Pollo a la parrilla, estamos practicando algo de vital importancia, tomar una comida nutritiva que participa en los hábitos de una dieta saludable. Aunque no es lo mismo, en la cocina podemos hacer recetas de pollo que se acerquen en lo posible a la parrilla de leña, le faltarán los aromas que ésta transmite, pero no dudéis que con esta receta también vais a disfrutar de una fina corteza crujiente y sabrosa, y una carne muy jugosa.

Ingredientes (4 comensales)

4 muslos y contramuslos de pollo, 8 patatas pequeñas, 5 vainas de cardamomo, 1 c/c de granos de cilantro, 2 c/c de semillas de comino, 1 c/c de orégano seco, 1 c/c de cúrcuma en polvo, 1 c/c de pimienta negra recién molida, 2 dientes de ajo, 1-2 cm. de raíz de jengibre fresca, aceite de oliva virgen extra, sal.

Elaboración

Empieza limpiando los muslos y contramuslos de pollo, retira la piel y si no es un pollo de corral, la grasa que pueda tener. Dado que el pollo es un producto sano y económico, pensamos que siempre es mejor elegir el de mejor calidad, con una alimentación lo más sana posible y con libertad para moverse, lo notaremos en el sabor y en la calidad de la carne.

En esta receta las especias para marinar nos las pondremos con anterioridad, pues acabarían quemadas y no proporcionarían el sabor esperado, así que pon la parrilla al fuego, untada con aceite de oliva virgen extra y a temperatura media. Sala el pollo y ponlo en la parrilla, ve dándole la vuelta de vez en cuando mientras se va haciendo de forma homogénea.

Pollo a la parrilla

Prepara mientras tanto la marinada, retira las semillas de las vainas de cardamomo y ponlas en el mortero suribachi o en un mortero tradicional, añade el cilantro y el comino y machaca, a continuación incorpora el jengibre pelado y rallado, los ajos que también puedes rallar o machacar con las especias en el mortero, el orégano, la cúrcuma, la pimienta negra, una pizca de sal (opcional, pues el pollo ya está salado al gusto) y finalmente un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Según el tamaño de los muslos de pollo, el tiempo de elaboración puede extenderse a los 40 minutos, será unos 5-10 minutos antes cuando apliques las especias para marinar por los dos lados, con ayuda de un pincel de cocina.

Para preparar unas ricas patatas con piel a la parrilla, lávalas y córtalas por la mitad, ponlas en el estuche de silicona para la cocción al vapor (o un accesorio similar) con el corte hacia arriba, añade sal y unas gotas de aceite de oliva. Introduce el estuche en el microondas, a máxima temperatura durante unos 12 minutos. Hazlas en dos tiempos, programa primero 6 minutos y comprueba su cocción para valorar cuánto les falta.

Pasado este tiempo, comprueba que están bien cocidas e incorpóralas a la parrilla para que tomen el sabor de las especias y se cree una superficie tostada y crujiente.

Emplatado

Sirve el pollo a la parrilla con las patatas, un buen pan rústico, casero, artesano… al gusto, y si lo deseas, una salsa picante para los más atrevidos. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (20 votos, media: 4,75 de 5)
Loading ... Loading ...