Tomar frutas y verduras con vitamina C

Tomar frutas y hortalizas con vitamina C

Por todos es sabido que la vitamina C es un nutriente esencial, nuestro organismo no puede sintetizarlo, por lo que debemos recibirlo a través de la alimentación. Sobre los beneficios de la vitamina C o ácido ascórbico también tenemos idea, tiene un gran poder preventivo frente a diversas enfermedades. Por eso, y porque en verano muchas personas dejan un poco de lado la dieta equilibrada, la asociación 5 al día nos recuerda la necesidad de tomar frutas y hortalizas con vitamina C, a la vez, nos aprovecharemos de muchos otros nutrientes con los mismos alimentos.

Este recordatorio surge por el compromiso que dicha asociación ha adquirido para la promoción del consumo de frutas y hortalizas, como tantas veces nos han recomendado, son como mínimo cinco las piezas de fruta u hortalizas frescas que debemos tomar cada día, con ellas tenemos buena parte de garantías de que nuestro organismo estará recibiendo vitaminas, minerales, fibra, agua, fitonutrientes y además, pocas calorías.

Comer frutas y hortalizas con vitamina C en verano, además de ayudar a prevenir los resfriados que aparecen en la época estival por los cambios bruscos de temperatura, apaciguar los daños de la exposición al sol o reforzar nuestras defensas frente a las toxiinfecciones alimentarias entre otras cosas, estaremos reforzando nuestro sistema inmunológico de cara al frío invierno.

Reforzar el sistema inmunológico es algo que se debe realizar a diario para ver sus efectos a medio y largo plazo. Por eso, no podemos bajar la guardia en verano, sino seguir consumiendo frutas y hortalizas con vitamina C entre otros nutrientes. Recordemos que esta vitamina es indispensable para el desarrollo y mantenimiento del organismo, es necesario para la absorción del hierro, para la metabolización de las grasas, para la reparación del tejido conectivo normal (algo comentamos en el post Vitaminas y minerales que cuidan tu piel)… por eso, a esta vitamina esencial le otorgan propiedades antioxidantes, evita el envejecimiento prematuro, enfermedades degenerativas… Hay mucho que decir sobre la vitamina C, así que lo haremos en breve detenidamente.

Introducir la vitamina C en nuestra dieta es muy fácil, sobre todo en verano, cuando hay muchas más frutas y hortalizas frescas. Además de las recurridas naranjas, mandarinas y pomelos, el melón, la piña, los kiwis, las fresas, los pimientos, los tomates o las espinacas, son alimentos fuente de vitamina C.

Seguro que a muchos de vosotros se os ocurren deliciosas recetas de cocina en las que incluir éstas frutas y verduras (además de a bocados, ya sabemos que las frutas son una comida rápida saludable), sin ir más lejos, un refrescante gazpacho.

Foto | Stuartpilbrow

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...