Scones integrales

Scones integrales

Los scones integrales que hemos preparado son un vicio, untados con queso cremoso, con jamón cocido, con pimientos confitados… deliciosos. Ya que hoy os hablábamos de los scones, había que ilustrar con una receta, y como son tan fáciles de hacer, en pocos días podremos poner un buen repertorio. Lo dicho, esperamos también tus recetas de scones.

Ingredientes

200 gramos de harina, 20 gramos de salvado de trigo (o 225 gramos de harina integral), 40 gramos de mantequilla, 5 gramos de sal, 10 gramos de levadura en polvo, 100 mililitros de leche (o un poco más, según la harina utilizada).


Elaboración

Mezcla en un bol la harina, el salvado, la levadura, la mantequilla a temperatura ambiente y la sal. Trabaja esta mezcla con las manos hasta conseguir una especie de migas.

Incorpora a continuación la leche poco a poco y ve amasando hasta obtener una masa de textura blanda y no excesivamente pegajosa.

Vierte la masa en la superficie de trabajo ligeramente enharinada y extiéndela con el rodillo dejando un grosor de unos 2 centímetros. Corta en porciones redondas o triangulares, como en este caso, y dispón los scones sobre el Silpat o papel vegetal y en la bandeja del horno.

Deja reposar los scones unos 20-30 minutos, enciende el horno a 200º C para que se caliente. Antes de introducir la bandeja en el horno pinta los scones con un poco de leche y reparte unas semillas de sésamo (opcional).

Scones integrales

Hornea los scones durante 15-20 minutos, deben subir un poco y dorarse, dejando una corteza ligeramente crujiente.

Sírve los scones recién hechos, abiertos por la mitad y rellenos de lo que más te guste, te van a hacer disfrutar y si sobran, ya tienes el desayuno para mañana.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...