Mermelada de albaricoque

La mermelada de albaricoque es muy fácil de hacer, en menos de una hora puedes tener preparada una deliciosa mermelada casera con la que endulzar los desayunos y elaborar muchas recetas.

Cómo hacer mermelada de albaricoque

La mermelada de albaricoque es una de nuestras favoritas, y nos consta que no somos los únicos. Quizá hay personas que no opinan lo mismo pero tal vez es porque no se han animado a hacer la mermelada del albaricoque casera, y no hay excusa, porque es una de las mermeladas más fáciles de hacer, como la de fresas o la de ciruelas.

Ahora que los albaricoques están de temporada es el mejor momento de ponerse manos a la obra, elaborar mermelada de albaricoque casera y disfrutar en los desayunos de la fruta natural, aunque enriquecida con azúcar. Normalmente la proporción de azúcar para las mermeladas es de 50/50, nosotros siempre ponemos un poco menos, como veréis a continuación en la receta, si preferís poner el mismo peso de azúcar de que fruta podéis hacerlo.

Elegid albaricoques que estén maduros, que no tengan golpes y que al llevarlos a la nariz nos regalen su perfume. Será un disfrute para toda la familia tomar una tostada con esta mermelada, pero estad atentos a nuestras recetas, que pronto compartiremos un plato salado con ella. No olvidéis que también es la mermelada ideal para la Tarta de manzana.

Ingredientes

550 gramos de albaricoques, 125 gramos de agua, 400 gramos de azúcar, 1 c/s de zumo de limón recién exprimido.

Elaboración

Lava bien los albaricoques, se van a utilizar con piel. Córtalos en cuartos y retira el hueso. Ponlos en una cazuela y añade el zumo de limón y el agua.

Pon la cazuela al fuego y cuando rompa a hervir baja la temperatura, cuece durante unos 10 minutos, moviendo con una cuchara de madera a menudo, cuando estén blandos y se rompan fácilmente, incorpora el azúcar.

Cómo hacer mermelada de albaricoque

Mezcla bien y deja cocer a fuego medio-bajo durante 15 minutos aproximadamente, hasta que empiece a tener la textura de la mermelada, no demasiado densa todavía, pues al enfriarse cuajará más.

Retira la espuma que se haya creado en la superficie, con la ayuda de una espumadera. Vierte la mermelada en tarros esterilizados, cubre con papel parafinado y cierra el tarro. No olvides etiquetarlo, es decir, indicar su contenido y la fecha de elaboración, aunque es posible que no dure mucho tiempo…

¡A disfrutar!

Cómo hacer mermelada de albaricoqueCómo hacer mermelada de albaricoqueCómo hacer mermelada de albaricoqueCómo hacer mermelada de albaricoque

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 3,50 de 5)
Loading ... Loading ...