Rosquillas integrales de almendra y anís

Rosquillas integrales de almendra y anís

En estos días de Pascua que se avecinan, se elaboran muchas frutas de sartén, es decir, buñuelos, pestiños, flores, torrijas… si queréis añadir un nuevo dulce para estos días, tenéis el éxito asegurado con estas Rosquillas integrales de almendra y anís, no son una receta tradicional (al menos que sepamos, es una receta familiar), pero su sabor es exquisito y su textura, con un crujiente admirable y no por excesivo, sino por equilibrado, muy agradable al paladar.

De vez en cuando nos gusta elaborar nuestras recetas con harina integral, con más nutrientes y más sabor, pero siempre está la posibilidad de hacer esta receta de rosquillas integrales con harina blanca, a vuestro gusto, pero probadlas porque os van a encantar.

Ingredientes (35 uds. aprox.)

3 huevos (M), 200 gramos de azúcar, 30 gramos de aceite de oliva virgen extra, 30 gramos de anís (licor), 115 gramos de almendra molida, 340 gramos de harina integral, aceite de girasol, azúcar glas.

Elaboración

Pon en un cuenco los huevos con el azúcar y bate hasta que blanqueen, incorpora el aceite de oliva, el anís y vuelve a mezclar. A continuación añade la almendra molida y la harina (la cantidad de harina puede variar según la que se utilice.

Ve mezclando los ingredientes con una rasqueta flexible o espátula hasta que puedas hacer una bola, pero que sea blanda. Divide la masa en porciones para hacer las rosquillas.

Rosquillas integrales de almendra y anís

Para darles forma, enharínate las manos porque la masa es pegajosa, forma cilindros y une los extremos formando las rosquillas, ve posándolas sobre una hoja de papel vegetal o similar.

Pon a calentar abundante aceite a temperatura media-alta (no a fuego máximo), empieza a freír las rosquillas, puedes hacerlo de tres en tres para ir controlándolas y dándoles la vuelta para que se doren por los dos lados.

Cuando las retires del aceite, ponlas sobre una rejilla, sobre el papel de cocina se pueden pegar. Estarán un poco blandas aún pero al enfriarse se pondrán crujientes.

Finalmente, espolvorea las rosquillas integrales de almendra y anís con azúcar glas y sírvelas a tus comensales. Puedes guardar las que queden (si sobran) varios días en un recipiente con tapa hermética.

Rosquillas integrales de almendra y anísRosquillas integrales de almendra y anísRosquillas integrales de almendra y anísRosquillas integrales de almendra y anís

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (47 votos, media: 4,55 de 5)
Loading ... Loading ...