Cómo hacer nidos de patata

Hay unos moldes o cestillas de acero inoxidable que han sido diseñadas especialmente para hacer nidos de patatas, los podéis identificar rápidamente al ver los distintos modelos de la imagen superior, se trata de un utensilio de cocina que sostiene las patatas, cortadas en finas láminas o tipo paja, entre dos cestas, así, una vez que se introducen en la freidora, las patatas cocinadas quedarán crujientes y con forma de ‘nido’.

Un detalle importante, que no tienen en cuenta todos los fabricantes de este accesorio de cocina, es que el mango de los cestillos debe ser largo, así el cocinero no deberá aproximar las manos al aceite caliente, evitando así las salpicaduras al introducir el molde para hacer nidos de patata.

Imaginaréis que este utensilio permite hacer nidos con otros tipos de materias primas, por ejemplo con vegetales, fideos de arroz, masas… pero no es de eso de lo que queremos hablar ahora, sino de cómo hacer nidos de patata sin necesidad de comprar este molde, aunque quizá es evidente.

Coladores

No sabemos si es vuestro caso, pero en nuestro cajón hay una importante colección de coladores de distintos tamaños y para distintos usos, así que es fácil tener dos coladores que encajen bien, funcionando igual que el molde para hacer nidos de patata, faltaría la pieza que une los dos mangos, pero fácilmente se puede incorporar a los coladores, por ejemplo con una pinza de las que utilizamos para cerrar bolsas de alimentos.

Hay otros detalles, como la unión de las dos cestas en la parte contraria a las asas, también se podrían sujetar, pero en nuestra opinión no es estrictamente necesario. Podéis probarlo, seguramente también tendréis dos coladores que encajan a la perfección. Del mismo modo que hay moldes para hacer nidos más abiertos o más cerrados, más hondos o más planos, hay coladores de distintas formas que nos permitirán hacer nidos de patata o de otros ingredientes.

Lo que será necesario es tener cuidado a la hora de introducir nuestro improvisado utensilio para hacer nidos de patata, porque el mango de los coladores no es demasiado largo y debemos acercarnos al aceite caliente. No habrá problema si los nidos de patata los hacemos de vez en cuando, pero en una cocina en la que se preparen con asiduidad, no estará de más comprar el molde, por comodidad y seguridad, hay distintos precios en el mercado, se pueden encontrar a partir de los 7 euros, aunque hay modelos que cuestan más de 20 euros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (47 votos, media: 4,70 de 5)
Loading ... Loading ...