Malvaviscos, marshmallows o nubes

Todos reconocemos en los malvaviscos, marshmallow o nubes, entre otras denominaciones, a una golosina que seguramente hemos comido en muchas ocasiones en nuestra infancia, sabemos que es una fuente de azúcar de la que no nos dejaban abusar, ¿pero conocemos su origen?. Esta golosina nació en Francia, y se elaboraba con el jugo de la planta conocida como malvavisco, bismalva, altea o hierba cañamera (Althaea officinalis), en el país vecino conocida como Guimauve officinale.

Esta planta, familia de la malva, se ha utilizado con fines medicinales, desde la raíz a las flores, por sus propiedades expectorantes, diuréticas, antiinflamatorias y antisépticas entre otras. Parece ser que en el antiguo Egipto ya se mezclaba el malvavisco con miel para tratar dolores de garganta. Ha habido distintos procesos que finalmente condujeron a la elaboración francesa, que surgió de la mezcla con clara de huevo montada (o merengue), aportándole sabor con agua de rosas, entonces se denominó Pâte de guimeauve.

Los malvaviscos se convirtieron en golosinas de confitería, para hacer los malvaviscos similares a los que conocemos hoy, se mezclaba el jugo de la raíz de la planta (por sus extractos mucilaginosos), con clara de huevo, azúcar y un saborizante, pero en la actualidad la cosa ha cambiado, las nubes ya no incorporan el jugo de la planta que le da nombre, y en su elaboración se encuentran ingredientes como el jarabe de maíz, el azúcar, la clara de huevo y la gelatina.

Pueden incorporar otros ingredientes como colorantes, conservantes y saborizantes como la vainilla, todo depende el fabricante, pero también es muy fácil hacer nubes o malvaviscos en casa, casi pudiendo darles el aspecto de las nubes en forma de cilindro glaseadas con una mezcla de azúcar glas y almidón de maíz, que todos conocemos.

Las nubes, marshmallows o malvaviscos se conocen en muchos países, hay maquinaria patentada para su elaboración, se encuentran de distintas formas, tamaños, colores, sabores… e incluso con otra textura, como la crema de malvaviscos o marshmallows creme. No en todos los países se considera a este dulce esponjoso como una golosina dirigida al público infantil, se pueden encontrar nubes para veganos o vegetarianos y también kosher o halal.

La mencionada crema de malvaviscos es muy popular en Estados Unidos, ésta se comercializa en los supermercados para ser consumida como relleno de galletas (como las Whoopie pies), cobertura de tartas, mezclada con crema de cacahuete para hacer el sandwich conocido como Fluffernutter… la marca más conocida es Malvavisco Fluff, pero si hacer nubes artesanales es fácil, más sencillo resulta hacer la crema de malvaviscos, muy pronto lo vais a ver.

Foto | Sharsha

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (47 votos, media: 4,53 de 5)
Loading ... Loading ...