Doce recetas de sopa caliente

Sopas para otoño e invierno

El frío nos ha llegado de golpe, hemos pasado de los tirantes a encender la calefacción, nuestra despensa también ha visto el cambio, incluso la cubertería está sorprendida de que las cucharas no dejen de vestir la mesa, necesitamos sopas, cremas, guisos reconfortantes, por eso hemos hecho protagonistas del recopilatorio dominical a doce recetas de sopa caliente.

Casi todas las recetas que hemos seleccionado son ideales para disfrutar cualquier día de la semana, lo que será necesario es contar con buenos caldos y fumets que forman la base de estas sopas, siempre podemos dedicar el fin de semana a elaborar caldos de pollo, de verduras, de jamón, de carne, de pescado… no por ello descartemos disponer en la despensa de algunos caldos preparados para usos esporádicos, seleccionando el que sea más natural, si el cuerpo nos lo pide deberemos proporcionarle una receta de sopa caliente.

Encontraréis variedad en estas doce recetas de sopa caliente, sobre todo variando el tipo de cereales, además de poder hacer de una sopa un completo plato si se incorporan los nutrientes necesarios para la comida principal o la cena.

A continuación podéis acceder a las recetas pulsando sobre el enlace, como siempre, las fotos de la imagen superior están en el orden (de izquierda a derecha) del listado que os mostramos a continuación:

Sopa de puerros y nabos con aceite de jengibre: Una sopa muy fácil de preparar con ingredientes muy humildes, especias no faltan y un aceite perfumado con jengibre redondea el aroma del plato que se puede complementar con un puntito picante si se desea.

Sopa de castañas: Esta sopa de castañas es un entrante que conquista a todos los paladares, un caldo de ave suave ayuda a pronunciar el sabor de las castañas, un fruto muy sabroso y nutritivo.

Sopa de castañas y jamón: Otra versión de la sopa de castañas, aquí el jamón toma algo de protagonismo al elaborarla con su caldo y con unos dados como guarnición. Deliciosa y reconfortante.

Galets rellenos de espinacas y bacalao con caldo de ajos tostados: Un delicioso caldo para acompañar unos galets rellenos, en este caso de espinacas con bacalao y piñones. El caldo de ave o de verduras se enriquece con ajos y pimentón, la combinación es exquisita.

Curry laksa con setas y gambas: El curry laksa es una sopa elaborada con leche de coco, curry y fideos de arroz entre otros ingredientes, os animamos a empezar con esta, seguro que os gustará repetir.

Sopa de cebada perlada y setas: Con un cereal muy poco utilizado actualmente como es la cebada, podemos disfrutar de muchos platos nutritivos y reconfortantes como esta sopa, fácil y rápida de hacer, si antes has puesto el cereal en remojo.

Sopa de setas y jamón: Si como nosotros, hacéis caldo de jamón casero a menudo, entenderéis que con tan pocos ingredientes se pueda disfrutar tanto de una simple sopa, todo sabor, además es ligera y fácil de elaborar.

Wonton de pollo con sopa de miso: Un día con tiempo, preparad la pasta wonton y su relleno, es lo más entretenido. Después un sencillo caldo tipo dashi, un caldo con miso, completará una sopa de estilo oriental exquisita.

Sopa de atún, cebolla frita y nori: Una sopa de pescado ideal para quien afirma que ‘no le gusta la sopa de pescado’ tradicional. Tomad nota de la receta porque es fácil de hacer y aún será más fácil que se repita.

Bacalao con sopa cremosa de hinojo: Aunque el pescado es el protagonista del plato, bien tiene que agradecer la aportación de la sopa, cálida a la vez que refrescante para el paladar, imaginad, con toques de hinojo, jengibre y el punto dulce del puerro y el calabacín.

Sopa de trigo tierno y pollo al jengibre: La sopa también puede formar parte de un plato único si incorporamos los nutrientes necesarios, una ensalada o unas verduras a la parrilla o al vapor serán el complemento ideal para esta sopa con cereal y carne blanca.

Sopa de setas y pollo: Habréis comprobado lo que nos gustan las setas, que a diario utilizamos ingredientes humildes como el pollo, y que éste nos gusta disfrutarlo potenciando su sabor con un tostado en la plancha o sartén. En la sopa también, pues resulta más sabroso que si se cuece en el caldo. Probadlo y nos contáis.

¡¡Feliz semana!!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (74 votos, media: 4,77 de 5)
Loading ... Loading ...