Doce recetas con patatas para guarnición

Nadie puede dudar que las patatas son una de las reinas de las guarniciones, fritas, cocidas, horneadas, en puré… es un alimento muy nutritivo y saludable (menos saludables cuando son fritas), económico y muy versátil, cómo no le íbamos a dedicar un espacio en nuestro recopilatorio semanal, aquí tenéis Doce recetas con patatas para guarnición.

Y quizá no sea el único, como en la mayoría de cocinas, elaboramos muchas recetas con patatas, y no sólo de guarnición, este tubérculo que además es rico en variedades, lo podemos disfrutar como entrante o plato principal, y seguro que muchos de vosotros también lo habéis probado en panes y en elaboraciones dulces, es una joya de la gastronomía. Así que empecemos a ver las recetas con patatas para guarnición, y como no podía ser de otra forma, empezamos con una de las más demandadas.

Sí, las Patatas fritas, y además os explicamos cómo hacer patatas fritas crujientes, seguro que podéis aportar algo más a través de los comentarios. Siguiendo el orden de las fotografías, podéis ver la receta de Patata confitada con chipirón relleno de jamón y aire de cacahuete, donde el tubérculo aporta al bocado una melosidad y sabor ideal para acompañar este particular tierra y mar.

Unas patatas panadera o patatas redondas fritas al natural, son buena guarnición para cualquier carne o pescado, aquí tenéis las Carrilleras guisadas que como sabéis, quedan tan tiernas, que van de maravilla las patatas ligeramente crujientes. A continuación tenemos varias recetas con patatas horneadas, empezando por las que acompañan al Pollo al horno con limón, ajo y tomillo, estas patatas asadas con piel, cortadas en gajos, están aromatizadas con clavo, romero, tomillo, miel…

Una de nuestras preferidas, y quizá por ello os mostramos dos elaboraciones, son las Patatas Hasselback o Hasselbackpotatis, las primeras son la guarnición de la Pluma ibérica con higos, y entre sus finas y crujientes rodajas hay panceta, parmesano y romero. La otra patata hasselback está aromatizada con chalota, laurel, cinco pimientas y pimentón. Estas son de las primeras que debéis probar.

Seguimos con un clásico plato de judías verdes, patatas y huevo, presentado de forma distinta y seguramente mucho más agradecida por nuestros comensales, es una Crema de judías con patatas al horno y huevo poché, el sabor de productos frescos y las especias, hacen de este plato un manjar.

¿Habéis probado alguna vez las patatas aromatizadas con naranja?, creemos que os van a gustar, la receta de Lomo al horno con patatas tiene esta guarnición y es un plato ideal para preparar cualquier día de la semana. Y seguimos con un suculento plato de Carrilleras al horno con patatas torneadas, para incluir en el recetario.

Y los purés… qué ricos, qué interesante guarnición y cuántas posibilidades nos da de aromatizarlo, en primer lugar podéis ver las Costillas de cerdo al horno con puré de patata y vainilla, le sigue el Solomillo al whisky con chalotas y kumquats, aunque no lo podéis ver, la penúltima fotografía lo que muestra es una quenelle de puré de patatas con chicharrones y comino. Para finalizar, Pollo confitado con parmentier gratinado, el parmentier es el puré de patatas que en este caso incluye caldo de jamón para aportar sabor y una superficie ligeramente dorada y crujiente. ¿Con cuál os quedáis?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (66 votos, media: 4,85 de 5)
Loading ... Loading ...