Ajo asado

Ajos asados en el horno

Que ahora recordemos, os hemos mostrado cuatro recetas en las que incluimos el ajo asado, aunque hay muchísimas elaboraciones más en las que esta sencilla preparación hace que el resultado final sea exquisito, siempre y cuando os gusten los ajos y más si os encantan cuando ofrecen el particular sabor después de estar cocinados, de esta forma parecen caramelizados, con un toque ahumado natural, que se puede potenciar siempre que se desee.

Pero primero vamos a ver la elaboración básica de la receta de ajo asado, y en otras ocasiones los prepararemos aportando otros toques de sabor, desde el mencionado ahumado a otros especiados. Una recomendación que no hay que dejar escapar es que aproveches cualquier ocasión en la que vas a utilizar el horno para hacer los ajos asados, o por el contrario, si necesitas los ajos asados prepara otra cosa más grande para aprovechar el calor del horno, hay que sacar partido a ese ‘derroche’ energético.

Ingredientes

2-3 cabezas de ajo, aceite de oliva virgen, sal.

Elaboración

La temperatura del horno puede ir entre los 160º C y los 190º C, dependiendo de lo que estemos asando en el horno cuando vayamos a preparar estos ajos. Habrá que tener en cuenta que cuanto más alta sea la temperatura más rápido se harán, así que indicar el tiempo es arriesgado. Supongamos que tenemos el horno a 175º C y tenemos unas cabezas de ajo medianas, pues el tiempo aproximado para tener los ajos asados es de 25-35 minutos.

Para preparar las cabezas de ajo, dispón primero unas hojas de papel de aluminio en la mesa de trabajo, tantas como cabezas de ajo vayas a asar. A continuación corta un extremo de las cabezas (como se ve en la galería de imágenes) dejando a la vista los dientes de ajo. Los trocitos que quedan en la parte cortada los puedes recuperar para algún sofrito.

Ajos asados en el horno

Coloca cada cabeza de ajo sobre su papel de aluminio y adereza con sal y aceite de oliva, que penetre entre los ajos. Cierra el papel de aluminio formando unos paquetitos, lo que hará que se cocinen en su jugo, como un papillote.

Introduce los paquetitos en el horno y deja que se asen los ajos, podrás comprobar que están hechos cuando una ligera presión no ejerza resistencia, es decir, cuando palpando notes que las cabezas de ajo están blanditas.

Las cuatro ideas que os proporcionamos, de momento, para utilizar el ajo asado son: Coca de berenjena con ajo asado y sepionets, Crema de coliflor y ajo asado, Pollo relleno de pesto de avellanas y ajo asado, y Ternera guisada con puré de coliflor y ajo asado.

¿Qué otras ideas nos proporcionas tú?

Ajos asados en el hornoAjos asados en el hornoAjos asados en el horno

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (32 votos, media: 4,97 de 5)
Loading ... Loading ...