Crudités

El término Crudités define a los productos alimenticios que se consumen en crudo, es de origen francés y engloba generalmente a los productos vegetales que se sirven en rodajas, en bastones o enteros si son de tamaño pequeño, acompañados de alguna salsa, vinagreta u otro aderezo, generalmente como aperitivo.

Un aperitivo a base de Crudités es una buena opción por varias razones, es aceptado por las personas que hacen dieta, por los vegetarianos y hará descubrir a quienes no consumen habitualmente vegetales, que el sabor y la textura original que ofrecen es mejor de lo que pensaban. Esto beneficia además en el aspecto nutricional de quienes lo consumen, pues los crudités nos aportan vitaminas que el organismo agradecerá.

Según las necesidades de cada uno, sólo habrá que contemplar el aspecto nutricional de los aderezos o recetas de salsas con las que se van a combinar, las opciones saludables son muchas, salsas de yogur, pesto, pesto rojo, hummus, baba ghanoush, patés vegetales, vinagretas, etc.

Para elaborar un aperitivo a base de crudités debemos tener en cuenta algunos aspectos, que los vegetales sean bien frescos, que estén troceados de forma que se puedan comer en uno o dos bocados, y que sean fácilmente manipulables, pues normalmente se comen con las manos.

Algunos de los vegetales utilizados deberemos pelarlos, y como sabemos, puede suceder que en cuestión de minutos se oxiden, mostrando una apariencia muy poco apetecible. Pero la solución es fácil, bastará con blanquearlos inmediatamente después de pelarlos y trocearlos. Con este procedimiento hay que tener el cuidado de no excedernos en el tiempo que los vegetales permanecen sumergidos en agua hirviendo para que no pierdan textura ni color, e inmediatamente sumergirlos en agua fría o agua con hielo para cortar la cocción.

Conviene tener en cuenta combinar vegetales con sabores variados, algunos más dulces como la zanahoria, otros más verdes como el pepino, más intensos como los espárragos, picantes como los rábanos… ofreciendo diversidad, los comensales tendrán dónde elegir y cómo combinarlos con los distintos aderezos.

Podemos hacer un aperitivo de Crudités aún más atractivo si nos detenemos a componer un plato de forma que los colores jueguen con una presentación llamativa, podemos crear un abanico de colores, col lombarda violeta, coliflor blanca, brócoli verde, tomates cherry rojos, zanahorias naranjas, mazorcas baby amarillas, pimientos verdes, rojos y amarillos, apio… e incluso bicolores, como el rábano, el calabacín, etc.

Además de ofrecer un aperitivo saludable, nutritivo, fresco, cargado de sabores y de contrastes, acercándonos a la época estival será aún más conveniente disfrutar de los crudités, harán las comidas más ligeras, nos refrescarán, nos hidratarán y entre otras cosas, el hecho de ofrecer aperitivo con ellos, puede participar en mejorar el concepto (a mejor) que muchas personas tienen sobre estos alimentos.

Foto | Eduardo Mueses

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (15 votos, media: 4,87 de 5)
Loading ... Loading ...