Alcaparras

Salsa tártara

Las alcaparras (Capparis spinosa) son el capullo del arbusto con el mismo nombre o también denominado alcaparrero. Son un ingrediente ideal para acompañar un amplio abanico de recetas, muy presente en la cocina mediterránea aunque son originarias de Asia, algunos historiadores indican que fueron los griegos quienes las introdujeron en los países mediterráneos.

Las alcaparras constituyen un ingrediente muy valorado por su sabor, pero con respecto al aporte nutricional que ofrecen, no es significativo siendo el agua uno de los principales componentes. El aporte calórico se establece en unas 25 calorías por cada 100 gramos de producto.

Las alcaparras son producidas por un arbusto de la familia Capparidaceae y suelen empezar a recolectarse a mediados de abril.

Tienen un tamaño similar al de un grano de maíz y su color es verde oscuro. Del cultivo de las alcaparras se puede destacar que se pueden producir en lugares semidesérticos con suelos arenosos y poca agua, además soportan muy bien los suelos cuya salinidad es elevada. Prácticamente todas las variedades de alcaparras coinciden en estas características, con lo que zonas como Almería o Murcia son ideales para su cultivo.

Las alcaparras son los capullos comestibles o también denominados botones florales producidos por el alcaparro o alcaparrera y generalmente se suelen consumir encurtidas, es decir han sido previamente marinadas durante un tiempo en una disolución de vinagre y sal.

Las alcaparras cuentan con un lugar destacado en la gastronomía mediterránea, especialmente por sus características organolépticas, un sabor suavemente amargo, un aroma sutil y su color las hacen irresistibles para ser utilizadas especialmente con el pescado, en las pizzas o la pasta, de hecho, están asociadas especialmente a los platos típicos de la gastronomía italiana y griega. Aunque hay que decir que durante los últimos años se ha utilizado como ingrediente en distintas elaboraciones en las que también se conjugan muy bien, con alcachofas, pollo, etc.

Pero hay una preparación gastronómica que es estrella en el uso culinario de la alcaparra, la salsa tártara, ésta suele acompañar a las preparaciones de pescado. Los ingredientes para elaborar esta salsa son los pepinillos en vinagre, la mayonesa, cebollas, rábanos y por supuesto alcaparras, aunque hay que decir que existen muchas variedades de salsa tártara, algunas fruto de las innovaciones culinarias.

En breve os mostraremos nuestra receta de salsa tártara con sus alcaparras. Seguramente más de un lector nos podrá ofrecer alguna receta especial que pueda seducirnos a todos y en la que las alcaparras serán un elemento protagonista e indispensable.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (21 votos, media: 4,52 de 5)
Loading ... Loading ...