Enzimas digestivas

Las enzimas digestivas son proteínas complejas que participan en la digestión y asimilación de los nutrientes. Estas enzimas se localizan en el interior de las células que se encuentran en todos los órganos que intervienen en la digestión, como son el estómago, el intestino delgado o la boca entre otros.

Podemos llevar una dieta equilibrada pero no ser adecuada por sufrir algún tipo de alteración gástrica que impide el aprovechamiento de los nutrientes de nuestra alimentación. Estas sustancias de naturaleza proteica, actúan de una manera muy específica sobre cada nutriente para que así puedan ser aprovechados a nivel celular, pero una alteración de las enzimas digestivas no permite que nuestro organismo reciba los nutrientes necesarios.

A pesar de ser unas 3.000 enzimas las que intervienen en la digestión, éstas se dividen en tres grupos generales, proteolíticas, lipasas y amilasas. El problema aparece cuando nuestro organismo no produce una adecuada cantidad de algún tipo de enzima y da absolutamente igual lo que ingiramos, podemos pensar que lo que comemos es lo adecuado, pero el hecho de no poder aprovechar los nutrientes hace que tengamos una carencia o déficit nutricional.

Es fácil determinar si hay algún tipo de problema enzimático, generalmente hay claras reacciones como la hinchazón, los gases, el malestar o la pesadez propiciados por la mala digestión sufrida. Los alimentos que se han ingerido sólo se digieren parcialmente, estos alimentos sufren reacciones como la putrefacción, dando como resultado los problemas mencionados. También, pueden aparecer problemas como los dolores musculares, alergias, fatigas o intolerancias alimentarias.

Generalmente suelen ser las personas mayores quienes tienen este tipo de problemas, aunque hoy en día existen preparados enzimáticos que facilitan una mejor digestión y asimilación de los nutrientes. Estos preparados suelen incorporar enzimas digestivas proteolíticas, como puede ser la bromelina o bromelaína entre otras.

Los complejos enzimáticos se pueden también reforzar mediante la ingesta de alimentos ricos en enzimas digestivas como pueden ser los germinados o las hortalizas. Siempre que se tenga la sospecha de alguna carencia enzimática por los trastornos que hemos mencionado antes, lo mejor es acudir a un buen médico nutricionista que nos pueda diagnosticar y dar la solución adecuada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (26 votos, media: 4,77 de 5)
Loading ... Loading ...