La variedad de bebidas condiciona la correcta hidratación

Un estudio elaborado por la Universidad Católica San Antonio (Murcia) nos proporciona la siguiente conclusión, la variedad de bebidas condiciona la correcta hidratación, es decir, cuantas más bebidas se encuentren a nuestro alcance, mayor es la posibilidad de que aumentemos nuestro consumo de líquidos. Seguramente, sin necesidad de conocer este estudio, muchos consumidores llegarían a la misma conclusión, si en una casa solamente hay agua, se consume menos líquido que si además hay refrescos, zumos, cerveza, etc., es cuestión de gustos.

Del estudio podríamos sacar la siguiente conclusión, para evitar la deshidratación y garantizar la ingesta adecuada de líquidos, es necesario disponer en nuestro hogar de una amplia vaiedad de bebidas.

Los investigadores realizaron un estudio comparativo en el que se analizaron los distintos procedimientos de hidratación, determinando que el consumo de líquidos aumentaba hasta en un 50% ante la variedad. Quizá beber sólo agua resulta aburrido para muchos paladares, con lo que resulta necesario que se varíe en el tipo de bebidas, pero sin dejar a un lado el agua, uno de los elementos más saludables e indispensables, capaces de aplacar correctamente la sed. Según los investigadores, es interesante contar con alimentos ricos en contenido hídrico, como son frutas y verduras, y disfrutar de una variedad de bebidas pero eso sí, que no contengan alcohol con el fin de facilitar una correcta hidratación.

Hace pocos días que se presentó en la Expo Zaragoza 2008 la nueva Guía de la Hidratación Saludable en la que se contemplan todas las conclusiones de distintos expertos para lograr una correcta hidratación. En esta guía se contempla además una Pirámide de la Hidratación que resultará interesante consultar para conocer qué cantidad de líquidos necesitamos ingerir dependiendo de diferentes variables, si hacemos ejercicio, si estamos realizando algún tipo de dieta, etc.

Pero volviendo al estudio realizado por el grupo de expertos de la Universidad Católica San Antonio, para llegar a las conclusiones que antes hemos mencionado, sometieron a un grupo de 26 voluntarios deportistas a diversas actividades físicas en condiciones de calor por las que se podían sufrir una deshidratación. Eran cuatro pruebas de esfuerzo en las que los voluntarios trabajaban con un ergómetro de cinta continuada, en tres de las cuatro pruebas, se les proporcionaron diferentes bebidas para hidratarse, así en la primera prueba se les ofreció agua, en la segunda bebidas con sabores y en la tercera se realizó una combinación de ambas bebidas.

Quienes disfrutaron de ambos tipos de bebidas hicieron una mayor ingesta de líquidos, en consecuencia, redujeron la pérdida de peso que provoca la deshidratación. Hay que tener en cuenta que nuestro organismo está constituido por un 65 o 70% de agua, el esfuerzo y el sudor generado provocan la pérdida de peso. Tampoco obviemos que cuando se tiene sed, si bebes algo dulce, la sed no se aplaca, por lo que después de saciar el beber por placer, se puede beber por necesidad de apagar la sed.

En fin, no sólo hay que disfrutar del agua, también podemos tomar bebidas con sabor, frutas y verduras con contenido hidratante para nuestro organismo, pero siempre recordando que como el agua, nada sacia nuestra sed.

Más información | Salud.org

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...