Hoy Cocinas Tú: Florentinas de naranja

Hoy Cocinas Tú

A veces llegamos a pensar que las pieles de los cítricos son tan consumidas como el propio fruto, principalmente con las naranjas y los limones aromatizamos todo tipo de platos, no sólo repostería, donde la piel de los cítricos es en muchos casos característica e ingrediente indispensable, a nosotros nos encanta rallar piel de lima o de limón incluso sobre una pechuga de pollo a la plancha, más que añadir su zumo. Pero vamos a lo que ahora merece toda nuestra atención, las Florentinas de naranja.

Esta receta de florentinas es de Ángeles Benito, y son una delicia de golosina para disfrutar de un bocado dulce y nutritivo en la merienda o acompañando el café. Son un tipo de galletas, como un guirlache, ya sabéis, frutos secos y caramelo, que ha aromatizado con naranja al incluir su zumo y la piel confitada, y con una base de chocolate, ¡menuda combinación!. Tenéis que probar estas florentinas, ¿os animáis?

Ingredientes (para unas 15 florentinas)

100 gramos de almendras peladas, 100 gramos de piel de naranja cortada en tiras, 100 gramos de azúcar, 2 naranjas, 1 tableta de chocolate puro de cobertura (no utilizaremos toda)

Elaboración

Lo primero que haremos será confitar las pieles de naranja. Pelamos una naranja y cortamos la piel en tiras largas de un centímetro de ancho aproximadamente. Estas tiras las ponemos en un cazo con agua y cuando empiece a hervir retiramos las tiras de naranja y cambiamos el agua.

Esta operación la repetiremos unas tres veces para que la piel de naranja se ablande y pierda el amargor. Una vez hecho esto, en el cazo ponemos un vaso de agua y otro de azúcar, añadimos de nuevo las tiras de piel de naranja y dejamos hervir hasta que ablanden y caramelicen. Llegado a este punto las retiramos y las colocamos en papel de horno. Las dejaremos en la nevera hasta que endurezcan.

Ahora cogemos unos 100 gramos de almendra cruda, y la picamos no demasiado fina. Volcamos en un bol y añadimos los palitos de naranja confitados cortados en daditos. Reservamos.

Preparamos un caramelo con el zumo de dos naranjas y medio vaso de azúcar. Antes de que solidifique incorporamos a este caramelo las almendras y las naranjas confitadas. No dejéis de remover. Antes de que el caramelo tome un color marrón lo retiramos del fuego. Intentad que no se os solidifique mucho, ya que lo que queremos es que haga de “pegamento” para los frutos secos y necesitamos que se pueda escurrir para que no nos quede un pegote de caramelo. Al enfriar el caramelo se solidificará más y los frutos secos quedarán bien unidos entre ellos.

En papel de horno vamos poniendo cucharadas de este guirlache en forma de círculo y lo más finas que podamos. Dejamos enfriar en la nevera y pasados unos diez minutos ya podemos darle un baño de chocolate de cobertura que habremos derretido al baño maría.

Esta capa de chocolate se da por la cara que apoyaba contra el papel de horno ayudándonos de una cucharilla. Si fuera necesario, porque estuvieran muy pegajosas, voltearlas con una espátula de silicona. Sed generosos con la capa de chocolate. Volvemos a dejar enfriar en la nevera hasta que solidifique y ¡ya veis cómo quedan!

Ángeles Benito

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (41 votos, media: 4,59 de 5)
Loading ... Loading ...