Naranja sanguina en conserva

Naranja sanguina en conserva

Solemos tener en la despensa los limones o limas en conserva que elaboramos siguiendo una fórmula tradicional de la cocina marroquí, pero también nos animamos a hacer lo mismo con otros cítricos para tener varias opciones de este aromático y sabroso complemento para platos de carne, pescado, verduras, etc. Hablamos de la naranja sanguina en conserva que estamos preparando para poder disfrutar de ella durante todo el año.

Como ya os contamos cuando preparamos los limones en conserva, una vez que se prepara la salmuera, deben pasar al menos cuatro semanas para que la fruta esté lista para servir, hay distintas formas de hacerlo, a nosotros como más nos gusta es dándoles, antes de emplatar, un ligero tostado en la parrilla. Haciendo la conserva de naranja sanguina, además de poder disfrutar de este cítrico en distintos platos en cualquier época del año, llenaremos la mesa de color, el zumo que actúa de líquido de gobierno también se podrá incluir, por ejemplo, en una sabrosa vinagreta.

Si tenéis oportunidad de preparar esta conserva con cualquiera de los cítricos que sea de vuestro agrado, seguramente que volveréis a repetir cada año, además podéis hacer tantas variantes aromáticas como deseéis, sólo es necesario jugar con distintas combinaciones de especias. Así que tomad nota, su preparación es muy sencilla.

Ingredientes

8-10 naranjas sanguinas (la mitad para hacer zumo), 125 gramos de sal gruesa, 1 rama de canela, 1 c/s de pimienta en grano, 3 vainas de cardamomo

Elaboración

Selecciona las naranjas más pequeñas y las que tengan la piel más fina para hacer la conserva. La mitad de las naranjas lávalas muy bien, sobre todo si no son de cultivo ecológico. Sécalas bien y córtalas por la mitad o simplemente abriéndolas por la mitad sin llegar a separarlas en dos.

Naranja sanguina en conserva

Cubre el fondo de un tarro de cristal esterilizado con sal gruesa, ve introduciendo a continuación las naranjas cortadas y añadiendo más sal (hasta su totalidad), la pimienta, el cardamomo y la canela. Una vez que el tarro está lleno de naranjas y los condimentos, haz zumo con el resto de sanguinas para verterlo a continuación en el tarro de la conserva.

Las naranjas cortadas deben quedar cubiertas de zumo. Cierra entonces el tarro y agítalo bien. Se deberá agitar de vez en cuando durante el proceso de maceración, que será aproximadamente de un mes.

Etiqueta el tarro con el contenido y la fecha de elaboración y deja reposar a temperatura ambiente en una zona que sea fresca y donde no reciba luz directa. Las naranjas sanguinas en conserva podrás utilizarlas pasado el periodo de maceración, antes de usarlas, si están muy fuertes, enjuágalas ligeramente y prueba a pasarlas por la plancha para servirlas como guarnición, añádelas a un guiso o ragú de carne, a la bandeja del horno cuando hagas un pescado grande…

Naranja sanguina en conservaNaranja sanguina en conservaNaranja sanguina en conservaNaranja sanguina en conservaNaranja sanguina en conserva

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (33 votos, media: 4,30 de 5)
Loading ... Loading ...