Bacalao marinado

Cómo hacer bacalao marinado en casa

El bacalao marinado es uno de los recursos para canapés o aperitivos tan recurridos como el salmón marinado, en los comercios encontramos estos dos pescados ahumados que, o son de muy buena calidad, o dejan mucho que desear, así que desde hace bastante tiempo preferimos hacer estas elaboraciones en casa, dándoles así nuestro punto de curación y matices de sabor preferidos.

Como sabéis, con la curación del bacalao marinado, el pescado pierde agua, así que conviene elegir una pieza gruesa, es decir, la parte media superior. En esta ocasión os mostramos una receta de preparación sencilla, únicamente queremos aportarle un toque ahumado con la sal que tiene este matiz, pero se pueden añadir hierbas aromáticas o especias al gusto.

Ingredientes

½ bacalao fresco, sal gruesa, azúcar, sal ahumada.

Elaboración

Limpia el bacalao retirando bien las escamas de la piel y todas las espinas que pueda tener. Mezcla azúcar y sal gruesa a partes iguales, la cantidad dependerá del tamaño de la pieza de bacalao, éste debe estar sobre una cama de sal y azúcar, y después quedar completamente cubierto con la misma mezcla.

Una vez tengas el bacalao bien limpio y seco, escoge una fuente en la que quepa bien la pieza y que tenga un poco de pared, es decir, altura para contener la marinada. Pon una cama de azúcar y sal, coloca el bacalao y sazona con un poco de sal ahumada (opcional), a continuación cubre totalmente el bacalao con la mezcla de sal y azúcar.

Cómo hacer bacalao marinado en casa

Tapa la fuente con film transparente y ponle peso encima (puede utilizar un brick de leche lleno, o algo similar). Introduce en el frigorífico y déjalo marinar durante 18-24 horas, el tiempo dependerá de lo gruesa que sea la pieza de pescado y como comentábamos, del grado de curación que deseemos. Si es muy grueso puede necesitar más tiempo. Hay que tener en cuenta que se debe retirar el líquido que va soltando.

Cuando el bacalao marinado esté listo, lávalo bien bajo el chorro de agua fría y sécalo. A continuación píntalo con un poco de aceite de oliva (opcional) y guárdalo en un recipiente bien cerrado hasta el momento de su consumo.

Puedes poner el bacalao marinado en aceite, sólo o con especias, para ello es ideal cortarlo en finas lonchas e introducirlo en un tarro con el aceite y las hierbas aromáticas o especias elegidas. Después será cuestión de ir sacando lonchas de bacalao para servirlas sobre una tostada, en una ensalada…

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,80 de 5)
Loading ... Loading ...