Agua de mar embotellada para cocinar

Acquarama

El agua de mar embotellada para cocinar es una realidad, se trata de un nuevo producto que se comercializará en el Reino Unido bajo la marca Acquamara a un precio de casi 6 euros. Acquamara es agua de mar procedente de las islas Hébridas Exteriores, también denominadas Hébridas occidentales, que se encuentran al oeste de Escocia.

El argumento para comercializar el agua de mar embotellada para cocinar es que potencia el sabor de los mariscos y pescados mejorando sus cualidades organolépticas. En este punto sería interesante recordar la explicación que nos proporcionaba un cocinero sobre las formas tradicionales de cocinar el Langostino de Vinaròs. Hervir los langostinos con agua de mar es una práctica habitual para cocinar el producto obteniendo un justo punto de sal y expresando mejor sus cualidades.

Volviendo a la noticia que hemos conocido hoy, la idea parte de Andy Inglis, un ex funcionario de la ONU (Organización de las Naciones Unidas). Según cuenta Andy, a mucha gente le puede parecer un disparate pagar casi 6 euros por una botella de tres litros de agua de mar, aunque evidentemente se darán posturas de todo tipo. Como ya hemos indicado, cocinar con agua de mar los pescados y mariscos permite mejorar el sabor del producto que se ofrece al comensal.

El agua de mar en botellas es previamente tratada y purificada mediante filtros que eliminan elementos como pueden ser algas, arena, etc. Para quienes viven en las localidades costeras, posiblemente el negocio de Andy Inglis tenga poco mercado, pero no será así en los núcleos urbanos alejados del mar o para aquellas personas que quieren cocinar con agua de mar pero con la certeza que se trata de un agua limpia y libre de elementos no aptos para consumo.

Realmente las ideas que parecen absurdas pueden llegar a triunfar y con ello demostrar que hay muchos modelos de negocio que se pueden explotar, podemos recordar por ejemplo el agua del grifo embotellada (Tap´d NY. Purified New York City tap wáter). El neoyorkino Craig Zucker decidió embotellar el agua de la red de abastecimiento de agua potable de Nueva York dada la calidad del agua, además, como valor añadido se promocionaba el consumo de agua del grifo, agua más respetuosa con el medio ambiente que la tradicional agua embotellada.

Andy Inglis ha tenido una idea, y quizá sea una idea brillante, las opiniones son libres y variadas pero existe una realidad, el agua de mar otorga un valor añadido que mejorará las cualidades organolépticas del pescado y el marisco. Hay que decir que el nuevo producto cuenta con los correspondientes certificados de seguridad de la Unión Europea y en breve se iniciará su comercialización. No será extraño que la idea sea secundada en otros países y del mismo modo que ha ocurrido con las aguas con denominación, se cree un negocio de aguas de mar con denominación bajo argumentos como características especificas del agua de mar dependiendo del lugar de extracción.

El agua de mar embotellada para cocinar como ingrediente es algo que se ha utilizado desde hace muchos años, pero quizá a nadie se le había ocurrido embotellarla y comercializarla. A través de la página oficial de Acquamara podréis conocer más detalles sobre los procedimientos de purificación, opiniones de algunos chefs, las ofertas dependiendo de la cantidad de litros que se quieran adquirir, la composición del agua o sus valores nutricionales entre otros.

¿Qué opinas sobre el nuevo ingrediente culinario?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (60 votos, media: 4,58 de 5)
Loading ... Loading ...