Tarta de limón

Cómo hacer tarta de limón, receta sencilla con elaboración paso a paso, trucos, consejos y fotografías del resultado final.

Tarta de limón

Esta Tarta de limón es refrescante, suave, ligera, dulce en su justa medida, conquistadora hasta del paladar más exigente. En esta ocasión, a la galleta le hemos añadido el jengibre rallado que reservamos de la gelatina de jengibre, aportando otro punto de frescor delicioso.

La receta de tarta de limón viene a ser como una panna cotta, un dulce de tradición italiana que cada día tiene más adeptos, sobre todo por la cantidad de posibilidades culinarias que nos proporciona. Su elaboración es muy sencilla, no necesita horno, sólo tiempo para cuajar, por lo que es ideal para tenerla preparada el día anterior si vas a tener invitados, tendrás buena parte del trabajo hecho.

Ingredientes

300 gramos de galletas tipo digestive, 75 gramos de mantequilla, 40 gramos de jengibre rallado (opcional), 500 ml. de nata 35% m.g., 500 ml. de leche, 150 gramos de azúcar, la piel de un limón, 4 cucharadas de café de agar agar.

Para decorar

Lemon curd, frambuesas, fideos de chocolate.

Elaboración

Empieza preparando la base de galleta de la tarta, para ello, tritura las galletas con la mantequilla y el jengibre rallado si decides ponerlo. Seguramente utilizarás un utensilio eléctrico para triturar las galletas, como la Thermomix u otro tipo de robot, así que la mantequilla se ablandará con la temperatura, pero si tienes que hacerlo a mano, ten la mantequilla a temperatura ambiente.

Cubre la base de un molde redondo desmoldable (o demontable) con papel vegetal, vierte las galletas trituradas y presiónalas haciendo una base homogénea y bien prensada. Reserva en el frigorífico para que la mantequilla se vuelva a endurecer.

Tarta de limón

Pon en un cazo la nata, la leche, el azúcar y la piel de limón. Ponlo a calentar hasta que llegue a hervir, en ese momento añade el agar agar, mezcla bien con las varillas, baja el fuego y deja cocer un minuto más. Después retira el cazo del fuego y deja templar.

Cuela este preparado o retira la piel de limón. Si te hubiera quedado algún grumo de agar agar es preferible colarlo, pero si te han quedado muchos grumos, tritura con la batidora para que se disuelva y cuaje bien la tarta.

Vierte la nata cocida cuando esté casi fría sobre la base de galletas, deja enfriar completamente e introduce el molde en el frigorífico durante unas horas, hasta que esté totalmente cuajado y bien frío.

Puedes decorar la Tarta de limón como hemos hecho nosotros, con una beta de lemon curd, con una acidez más intensa que la de la tarta, unos fideos de chocolate o cacao en polvo y unas frambuesas.

Sirve la tarta bien fría, tanto como postre como en la merienda, resulta un bocado delicioso y refrescante. ¡Buen provecho!

Tarta de limónTarta de limónTarta de limónTarta de limón

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (43 votos, media: 4,81 de 5)
Loading ... Loading ...