Rodillos de cocina

rodillos_amasar_cocina.jpg

Hoy podemos conocer varios rodillos de cocina con los que podremos amasar y trabajar en la cocina. No hay mucha información sobre ellos, suele pasar que cuando algo tiene una funcionalidad aparentemente clara, poco se difunde, pero consideramos que es de interés y mucho tenemos que aprender de los diferentes tipos y usos de los rodillos de amasar.

Todos conocemos los rodillos de cocina tradicional, fabricados en madera con agarradores en los laterales, estos van muy bien, sin duda, sobre todo porque no transmitimos el calor de nuestras manos a la masa. Normalmente son de madera, pero actualmente se fabrican de otros materiales como el acero inoxidable, de nylon, de silicona, de mármol…

El rodillo que cada vez vemos utilizar más a los grandes chefs, es el rodillo francés, es simplemente el cilindro sin ninguna forma ni prominencia. Es de unos cinco centímetros de diámetro, poco pesado y también los hay de distintos materiales. Este va genial para hacer la masa de la pasta.

Con la misma forma pero con un diámetro inferior, está el Oklava, es el rodillo de amasar turco y afirman que cuanto más largo sea, más cómodo para trabajar, lo ideal son unos 60 centímetros y su diámetro de dos centímetros.

En las imágenes podéis ver también el rodillo de doble uso con una medida más pequeña que es muy útil cuando la masa está en un molde, también hay con un rodillo solo, similar al que utilizan los pintores.

A todo esto, hay que pensar qué utilidad vamos a dar básicamente a nuestro rodillo cuando lo vayamos a comprar, pues dependiendo de las masas que elaboremos hará falta que sea un rodillo más pesado o más liviano, no sólo se cuenta con la fuerza que ejerzamos a la hora de amasar.

rodillo_rellenable.jpg

Por esta razón, incluso hay rodillos que se pueden rellenar para que pesen más, pero no sólo eso, al rellenarlos con agua fría facilita que la masa no se reblandezca ni se caliente con la fricción.

Además están los rodillos que nos ayudan a dar formas a las masas, a cortarlas, como los que se utilizan para hacer pasta, croissants, pero estos los dejaremos para otra ocasión.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,67 de 5)
Loading ... Loading ...