Tipos de aditivos alimentarios

Los aditivos son sustancias que se añaden a los alimentos con distintos propósitos, convirtiéndose así en un componente más de los alimentos, ¿qué tipos de aditivos alimentarios se utilizan?

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) nos recuerda que desde el pasado 1 de junio de 2013, está en vigor la lista comunitaria de aditivos establecida en el Anexo II del Reglamento (CE) nº 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008. Desde que ese año el reglamento entró en vigor, se identificó una lista de aditivos alimentarios de uso común en la Unión Europea, pero no había paridad en todos los países europeos, y esto es algo que se pretende solventar en beneficio de la industria y de los consumidores.

La EFSA está realizando una reevaluación de los aditivos aprobados para que cumplan las condiciones que autorizan su uso: Demostrar una necesidad tecnológica suficiente y cuando el objetivo no se puede alcanzarse por otros métodos económica y tecnológicamente utilizables, que no representen ningún peligro para la salud del consumidor en las dosis propuestas y que no induzcan a error al consumidor.

No todo ello se consigue, lo podemos decir principalmente por el tercer punto, que es lo que está en nuestras manos, hace falta formación y ciertos conocimientos para entender algunas etiquetas alimentarias. Lo cierto es que este es un tema muy enrevesado y al que todos deberíamos prestar más atención. Podemos intentar hacerlo poco a poco, pues los aditivos forman parte de nuestra alimentación. Se trata de sustancias que se añaden a los alimentos con propósitos tecnológicos, y en consecuencia, terminan convirtiéndose en un componente del alimento, por eso es obligatorio que consten en las etiquetas, para que el consumidor pueda elegir o evitar ciertos alimentos, pero claro… ¿cuántas personas conocen el significado de los números E?, recordemos que es el número que se asigna cuando el aditivo ha pasado los controles de seguridad y ha sido aprobado para su uso en la Unión Europea.

En la web de la AESAN hay una página dedicada a los aditivos que os puede interesar leer y conservar para ir conociendo las actualizaciones y novedades. También iremos desgranando otros datos sobre los aditivos, pero hoy, revisando la noticia al inicio mencionada, que nos lleva al documento de la UE con el título: “Reglamento (CE) n o 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, sobre aditivos alimentarios (Texto pertinente a efectos del EEE)”, encontramos una información básica sobre los tipos de aditivos alimentarios que hemos querido compartir con vosotros, así que os los transcribimos a continuación. ¡Ojo al título!

Clases funcionales de aditivos alimentarios usados en alimentos y de aditivos alimentarios usados en aditivos alimentarios y enzimas alimentarias

1. “Edulcorantes“: sustancias que se emplean para dar un sabor dulce a los alimentos o en edulcorantes de mesa.

2. “Colorantes“: sustancias que dan color a un alimento o le devuelven su color original; pueden ser componentes naturales de los alimentos y sustancias naturales que normalmente no se consumen como alimentos en sí mismas ni se emplean como ingredientes característicos de los alimentos. Se considerarán colorantes en el sentido del presente Reglamento los preparados obtenidos a partir de alimentos y otros materiales comestibles naturales de base mediante una extracción física, química, o física y química, conducente a la separación de los pigmentos respecto de los componentes nutritivos o aromáticos.

3. “Conservadores“: sustancias que prolongan la vida útil de los alimentos protegiéndolos del deterioro causado por microorganismos o que protegen del crecimiento de microorganismos patógenos.

4. “Antioxidantes“: sustancias que prolongan la vida útil de los alimentos protegiéndolos del deterioro causado por la oxidación, como el enranciamiento de las grasas y los cambios de color.

5. “Soportes“: sustancias empleadas para disolver, diluir, dispersar o modificar físicamente de otra manera un aditivo alimentario, un aromatizante, una enzima alimentaria o un nutriente u otra sustancia añadidos a un alimento con fines nutricionales o fisiológicos sin alterar su función (y sin tener por sí mismas ningún efecto tecnológico), a fin de facilitar su manipulación, aplicación o uso.

6. “Acidulantes“: sustancias que incrementan la acidez de un producto alimenticio o le confieren un sabor ácido, o ambas cosas.

7. “Correctores de la acidez“: sustancias que alteran o controlan la acidez o alcalinidad de un producto alimenticio.

8. “Antiaglomerantes“: sustancias que reducen la tendencia de las partículas de un producto alimenticio a adherirse unas a otras.

9. “Antiespumantes“: sustancias que impiden o reducen la formación de espuma.

10. “Agentes de carga“: sustancias que aumentan el volumen de un producto alimenticio sin contribuir significativamente a su valor energético disponible.

11. “Emulgentes“: sustancias que hacen posible la formación o el mantenimiento de una mezcla homogénea de dos o más fases no miscibles, como el aceite y el agua, en un producto alimenticio.

12. “Sales de fundido“: sustancias que reordenan las proteínas contenidas en el queso de manera dispersa, con lo que producen la distribución homogénea de la grasa y otros componentes.

13. “Endurecedores“: sustancias que vuelven o mantienen los tejidos de frutas u hortalizas firmes o crujientes o actúan junto con agentes gelificantes para producir o reforzar un gel.

14. “Potenciadores del sabor“: sustancias que realzan el sabor o el aroma, o ambos, de un producto alimenticio.

15. “Espumantes“: sustancias que hacen posible formar una dispersión homogénea de una fase gaseosa en un producto alimenticio líquido o sólido.

16. “Gelificantes“: sustancias que dan textura a un producto alimenticio mediante la formación de un gel.

17. “Agentes de recubrimiento” (incluidos los lubricantes): sustancias que, cuando se aplican en la superficie exterior de un producto alimenticio, confieren a este un aspecto brillante o lo revisten con una capa protectora.

18. “Humectantes“: sustancias que impiden la desecación de los alimentos contrarrestando el efecto de una atmósfera con un grado bajo de humedad, o que favorecen la disolución de un polvo en un medio acuoso.

19. “Almidones modificados“: sustancias obtenidas por uno o más tratamientos químicos de almidones comestibles, que pueden haber sufrido un tratamiento físico o enzimático y ser diluidas o blanqueadas con ácidos o bases.

20. “Gases de envasado“: gases, distintos del aire, introducidos en un recipiente antes o después de colocar en él un producto alimenticio, o mientras se coloca.

21. “Gases propelentes“: gases diferentes del aire que expulsan un producto alimenticio de un recipiente.

22. “Gasificantes“: sustancias o combinaciones de sustancias que liberan gas y, de esa manera, aumentan el volumen de una masa.

23. “Secuestrantes“: sustancias que forman complejos químicos con iones metálicos.

24. “Estabilizantes“: sustancias que posibilitan el mantenimiento del estado físico-químico de un producto alimenticio; incluyen las sustancias que permiten el mantenimiento de una dispersión homogénea de dos o más sustancias no miscibles en un producto alimenticio, las que estabilizan, retienen o intensifican el color de un producto alimenticio y las que incrementan la capacidad de enlace de los alimentos, en especial el entrecruzamiento de las proteínas, que permite unir trozos de alimento para formar un alimento reconstituido.

25. “Espesantes“: sustancias que aumentan la viscosidad de un alimento.

26. “Agentes de tratamiento de las harinas“: sustancias, distintas de los emulgentes, que se añaden a la harina o a la masa para mejorar su calidad de cocción.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,67 de 5)
Loading ... Loading ...