Restaurante Elías. Xinorlet

Casa Elías. Xinorlet

Aunque nos gusta disfrutar de la cocina de vanguardia, creativa, fusión y tantos otros estilos que se pueden definir, y por la que somos capaces de viajar para vivir o revivir la experiencia, hay restaurantes que lo que te provocan es el deseo de que se encuentre cerca de casa, y son precisamente los establecimientos que elaboran cocina tradicional, y aún más, utilizando las técnicas de cocción más antiguas, a través de la aplicación de calor del fuego de leña. Después de conocer el Asador La Vaquería, otra grata sorpresa nos esperaba en el Restaurante Elías.

Entre las recomendaciones que nos proporcionasteis cuando os comentamos que íbamos a pasar unos días de vacaciones en Alicante, se encontraba Casa Elías, la misma recomendación nos la hizo Geni, ‘comer un arroz en este restaurante de Xinorlet es una de las experiencias que hay que vivir si se está en Alicante’. No es cualquier arroz, es un Arroz con conejo y caracoles serranos, pero de él os hablaremos más tarde.

Xinorlet (o Chinorlet) es una pedanía que pertenece a Monóvar, este municipio os sonará más porque es donde se encuentra el obrador de Paco Torreblanca. Está muy cerca de Pinoso, es allí donde compramos unos dulces que ya conocéis, las Perusas de Pinoso, recomendación que también nos hizo Geni y que ahora os la hacemos a vosotros, comer un arroz que no olvidaréis y después visitar la localidad vecina para comprar unos dulces tradicionales, y si se presta, dar un paseo.

Retomando el argumento inicial, la cocina a la leña o a la brasa es, a día de hoy, un lujo que no está al alcance de todos, y no sólo eso, podemos conocer asadores o restaurantes que utilizan esta técnica para cocinar, pero les falta cierto dominio en las temperaturas, control del fuego o en los puntos de cocción. Cosa que no sucede (al menos en esta, nuestra primera experiencia) en el restaurante Casa Elías (al parecer antes se definía como una casa de comidas, pero quizá tras su remodelación, en la puerta luce el cartel de Restaurante Elías que podéis ver en la foto), donde una buena parte de su carta está elaborada al fuego o a la brasa, sin más ayuda o guía que la experiencia, la intuición y la buena mano de los cocineros, Gabriel y Marcelo.

Casa Elías. Xinorlet

Y lo que veis en las fotos, es lo que comimos, además de las almendras Marcona (de la zona) en su punto de tueste y sazón de cortesía, y un buen aceite para degustar, Masía El Altet, el galardonado coupage de las variedades Picual, Arbequina, Genovesa, Blanqueta y Alfafarenca, cuyo olivar se encuentra en Parques Naturales de la Sierra de Mariola y la Font Roja (Alcoy, Alicante). Le hicimos los honores, pero como también lo tenemos en nuestra cocina, cuando llegó el pan tostado en las brasas y las salsas caseras, nos decantamos por ellas, un correcto all i oli y una salsa de tomate diferente a las que podamos encontrar habitualmente.

Luis, el jefe de sala, nos cuenta que es la receta de su abuela, no es tomate frito, es una reducción de la pulpa que resulta dulzona, más cercana a una confitura que a una salsa de tomate por el dulzor del propio fruto, y una vez hecho, aderezado con aceite de oliva virgen extra, en crudo.

No pedimos muchos platos, llevábamos varios días comiendo muy bien y queríamos llegar al arroz dispuestos a terminarlo. Así que empezamos pidiendo unas setas a la brasa, y como siempre trabajan con producto fresco y de temporada, nos sirvieron los rebozuelos, que para estar ricos sólo necesitaron el control de las brasas, sencillamente aderezados con aceite de oliva virgen y sal.

Continuamos con la Gachamiga, otro clásico de Casa Elías, y como Luis nos comentó, tradicional en distintas regiones españolas. Os hablaremos de este plato tradicional en otra ocasión, incluso haremos la receta, es un alimento humilde pero muy sabroso, en Casa Elías la elaboran con un poco de ajo, además de los ingredientes básicos, harina, agua, aceite y sal. La que tomamos, y podéis ver en las fotos, es media ración.

Casa Elías. Xinorlet

Y llega el arroz, con la grata sorpresa de que te presentan la paella en la mesa y ahí se queda, ¿quién va a querer servírsela en el plato?, también como tradicionalmente, la degustación del Arroz con conejo y caracoles serranos la realizamos directamente en su recipiente de cocción. Aunque en las fotos se pueda apreciar el brillo, el arroz suelto, inflado y jugoso, no hace justicia a lo que se ve en primera persona, y qué decir del aroma, el humo expulsado por el sarmiento ardiendo había invadido los granos del cereal desde su interior, se había fundido en la prieta carne de conejo (algo seca, eso sí), y perfumado los caracoles serranos.

Este aroma también se halla en el paladar, amén del azafrán y alguna que otra especia, como el clavo (podría ser). Elaboran el arroz en una paella de tamaño mayor al que habitualmente se utiliza a razón de los comensales, creemos recordar que si es para dos, utilizan una paella que en otros casos sería para tres o cuatro comensales, pues la idea es que se cocine en una capa muy fina, de menos de un dedo, quedando un arroz casi caramelizado, no llega a socarrat.

Sí, os podemos asegurar que el arroz estaba exquisito y más (ver cómo lo elaboran es un plus), incluso los caracoles aunque no estén en las preferencias alimentarias, éstos tienen sabor, no están disfrazados con salsas, sus cuerpos ofrecen una textura agradable y saben a campo y a humo. Pero por más que os contemos, no podemos transmitiros lo que nos gustó. Hay que probarlo.

Casa Elías. Xinorlet

Afortunadamente la parte dulce de la carta no cojeó, había postres caseros que, aunque a primera vista no resultaban llamativos haciéndose difícil la elección, decir que fueron un acierto, tomamos una Crepe de manzana con helado de vainilla riquísima, elaborada a modo de tarta tatin, con el caramelo de la superficie crujiente, contrastando con la cremosidad de la fruta y del helado. Elegimos también un Flan de turrón porque nos comentaron que el turrón era elaborado por una vecina del pueblo, y qué bueno estaba, cremoso y con todo el sabor de las almendras en pasta, sin excesiva grasa.

Con un menú como el nuestro, el precio por comensal no llega a los 50 euros, la cuenta sube con los platos ‘extra’, pan, salsas, gachamiga o el vino… mientras que el arroz tiene muy buen precio (14 euros por persona). Si tenéis posibilidad de acercaros a Xinorlet, aceptad esta recomendación, disfrutaréis de un arroz que desearéis repetir.

Restaurante Elías
C/ Rosales, 7
03649 Xinorlet (Alicante)
Tlf. 966979517

Casa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. XinorletCasa Elías. Xinorlet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...