Truco de cocina: Cortar tartas y pasteles

Cuando hacemos un pastel lo decoramos intentando que sea lo más atractivo posible, además de apetecible, por eso no debemos desmerecer el servicio de una porción de pastel, también merece ser presentado de la mejor forma posible, evitando que las distintas capas que lo componen se ensucien. Os contamos algunos consejos o trucos para cortar tartas y pasteles.

Truco de cocina

A cualquiera le gusta presentar una tarta con un acabado atractivo, sea con un baño de chocolate, un frosting cremoso bien extendido, decoraciones llamativas… todo lo que se desee con la finalidad de que algo que por sí solo ya es apetecible, lo sea aún más, que armonice lo delicioso con lo artístico. Y no hay que dar menos valor a la presentación individual de la tarta, a la porción que se va a servir a los comensales, por eso vamos a ver un sencillo truco para cortar tartas y pasteles.

Generalmente estos dulces de pastelería, sean comprados o hechos en casa, tienen rellenos y/o coberturas cremosas, podemos hablar también de tartas heladas, con rellenos de mousse, etc. Haya bizcocho o no, si la tarta tiene distintas capas, algunas pueden ser más duras que otras, los ingredientes tienen distintos colores, y sin ningún tipo de atención es fácil que al presionar con la hoja del cuchillo una y otra vez mientras se van cortando las distintas porciones, algunas partes de la tarta se chafen, otras se vayan tiñendo con el jugo de la fruta que ha quedado en el cuchillo después del corte anterior, la mousse de chocolate ‘ensucia’ un frosting blanco e impoluto, las migas del bizcocho se pegan en el relleno de nata…

Para conseguir un corte perfecto de una tarta o pastel el cuchillo debe limpiarse cada vez que se practica un corte, es evidente que con la hoja del cuchillo limpia es más difícil que la parte más visible de la porción de tarta cortada se estropee. Pero aún será más fácil que la hoja del cuchillo se deslice con suavidad, ayudando a evitar que se deba ejercer más fuerza sobre la tarta chafando algunas capas de la misma, si la hoja del cuchillo está caliente.

Podemos organizarnos de distintas formas para poder tener el cuchillo limpio y caliente en cada corte que debamos realizar a un pastel, podéis ver un ejemplo a continuación, en el vídeo:

Evidentemente, hay que tener también en cuenta que la longitud de la hoja del cuchillo sea la adecuada, y como habéis podido ver, si cortamos la tarta en la cocina podemos limpiar el cuchillo cada vez bajo el chorro de agua del grifo, mejor si es caliente, y después secarlo.

Otra opción, tanto si hacemos el reparto de tarta en la cocina, como si lo hacemos en la mesa, es disponer de un recipiente alto, en el que se pueda introducir la hoja del cuchillo entera, lleno de agua caliente, cada vez que realicemos un corte lo enjuagaremos y secaremos con un paño que también podemos tener caliente.

Y vosotros, ¿tenéis algún truco que compartir para cortar porciones de un pastel perfectas?

Foto | Quinnanya

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...