Cómo servir la cerveza

Perfect serve

Una nueva guía para iniciarse en el buen servicio de una cerveza es la que han presentado Cerveceros de España, que continúan en su promoción de la cultura de la cerveza y su consumo moderado, pero bien disfrutado, y Paco Patón, jefe de restauración de Derby Hotels en Madrid, se llama Perfect Serve de la Cerveza.

Se trata de una breve guía pero que seguramente resultará muy útil, no sólo para saber cómo servir la cerveza, o cómo esperar que nos la sirvan, además ofrece una pequeña introducción sobre su elaboración o los tipos de cerveza que se elaboran. Sirva esta guía para despertar el interés de querer conocer más sobre esta bebida mediterránea que tan arraigada a nuestra cultura gastronómica se encuentra.

La guía para el servicio perfecto de la cerveza ofrece varias cápsulas informativas sobre los ingredientes con los que se elabora, las copas ideales para su consumo, qué tipo de cerveza puede servirse en cada circunstancia u ocasión, cómo debe servirse una cerveza perfecta, con qué se puede maridar… incluso encontramos una propuesta de menú que podremos armonizar con seis tipos distintos de cerveza.

Si estás pensando en organizar una cena para los amigos, puede ser una oportunidad para sorprenderles con una degustación de platos veraniegos acompañados con distintas cervezas, desde la cerveza sin alcohol, pasando por una Lager especial, una Abadía… Podéis acceder a la descarga de la guía para servir la cerveza perfecta a través de este enlace (Pdf), no obstante, a continuación os transcribimos Cómo servir una cerveza perfecta según Paco Patón.


Cómo servir una cerveza perfecta

  • Los recipientes deben estar fríos pero nunca escarchados (congelados) pues modifica el sabor y aroma de la cerveza, y afecta a la formación de la espuma.
  • Humedecer la copa para eliminar posibles restos de abrillantador que afectan directamente a la formación de la espuma de la cerveza, y además favorecerá que ésta resbale por el interior de la copa evitando que el líquido explosione contra el cristal y pierda parte del carbónico.
  • Situar la copa bajo el caño con una inclinación de 45°. La cerveza debe resbalar por el interior de la copa sin provocar espuma y cuando hayamos llenado el vaso hasta las 3/4 partes enderezamos hasta que queden unos 2 centímetros hasta el borde y entonces cortamos el grifo.
  • Abrimos el grifo de cerveza despacio hasta que se nos forme un fino hilo de crema (“estrangulamos” el paso de la cerveza que sale con la misma presión pero por un espacio mas pequeño, de forma que ésta se bate creando una espuma densa que es lo que denominamos crema).
  • Terminamos de llenar los dos centímetros que nos quedan con la crema, haciendo rebosar la posible espuma que se nos hubiese podido crear al llenar la copa con la cerveza.
  • Para saber si una cerveza se ha servido bien, se tendrá que observar en el recipiente tres capas: la cerveza, una pequeña nube de carbónico y la crema. Además, según vayamos bebiendo se irán quedando marcados unos aros en el interior del cristal que es el rastro que va dejando la crema en cada trago.

Foto | Cervecear

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,20 de 5)
Loading ... Loading ...