Salsas y vinagretas para ensaladas (sin huevo)

Recetas de salsas para ensaladas, vinagretas, aderezos y aliños para ensaladas de pasta, hortalizas y vegetales, arroz, marisco…

Podríamos hacer un recetario interminable de ensaladas, pero también podríamos conseguirlo si hablamos de salsas o vinagretas para aliñarlas, y es toda una suerte, porque además de que podemos disfrutar de ensaladas muy sabrosas, estamos incluyendo muchos nutrientes en un plato, y generalmente son también entrantes que nos refrescan e hidratan. No queremos que os falten opciones para saborear cada día una ensalada diferente, así que a continuación os proponemos algunas ideas de salsas y vinagretas para ensaladas (sin huevo).

Como veis, en la selección hemos recopilado muchas recetas de salsas y vinagretas apropiadas para todo tipo de ensaladas, de legumbres, de pasta, de pescado, de carne, de patatas, de queso… y hemos descartado las que tenían huevo, por un lado para evitar trabajar salsas con huevo crudo en verano, ya sabemos que entonces hay que extremar las precauciones, y por otro lado, esperamos que resulten de ayuda a aquellas personas que tienen intolerancia al huevo.

Después de ver casi veinte recetas de aliños para ensaladas, no tendréis excusa disfrutar de refrescantes platos este verano.

Salsa blanca agridulce: La clásica salsa con la que se adereza la ensalada china

Salsa pesto: Para ensaladas de pasta, con hortalizas y vegetales, con queso, con fiambres…

Salsa de yogur y pepino: El tzatziki es perfecto para aderezar todo tipo de ensaladas

Vinagreta de limón: Ensaladas tradicionales, de pollo o cócteles de marisco, resultan más refrescantes

Salsa de queso fresco ahumada: Para completar una ensalada con salmón u otro pescado marinado, o una ensalada de patatas asadas (unas papas aliñás diferentes)

Aliño de rabanitos y hierbabuena: Nos gusta especialmente con ensaladas de hojas verdes, como unos cogollos de Tudela.

Pesto de rúcula y avellanas: Como cualquier pesto, una delicia en ensaladas de pasta, también de legumbres o que incorporen carne blanca.

Salsa de foie: Entre muchos otros platos, esta salsa tan versátil que también se puede tomar fría, es un condimento muy especial en ensaladas con frutas frescas.

Salsa de tahini con miel: Un toque exquisito para las ensaladas de legumbres.

Mojo verde: Esta salsa de la cocina canaria es espectacular para las ensaladas de patatas, con carnes rojas o blancas y con pescados.

Salsa de mostaza y eneldo: Podéis imaginar la primera recomendación, una ensalada de salmón ahumado, a partir de ahí empezad a probar porque esta salsa tampoco tiene límites.

Salsa de queso de cabra: Imprescindible en cualquier recetario de ensaladas si sois amantes del queso.

Salsa romesco: Especial para ensaladas con verduras asadas, con sepia troceada (ya estamos pensando en los huevos de choco), con rape u otros pescados blancos…

Yogur de aceite de oliva: Para ensaladas en las que desees aportar cremosidad, los ingredientes principales de esta salsa van bien con casi todo

Salsa cremosa de soja y sésamo: Si preparáis una ensalada con tofu o con gambas, salmón, aguacate… esta es una interesante propuesta.

Aliño de wasabi y lima: Ideal para ensaladas de estilo oriental

Vinagreta de lavanda: Muy aromática y ligera, apropiada para carnes blancas y pescados en escabeche casero o conservadas en aceite

Salsa de chile dulce: No puede faltar una salsa picante, pero sin excesos, contrarrestado por el dulzor, ensaladas de arroz, de hojas verdes, con marisco, quesos frescos…

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 3,86 de 5)
Loading ... Loading ...