Provolone con pasta de trufa negra

Cómo hacer provolone asado, en parrilla, en sartén, con salsa de trufa negra. Receta paso a paso con fotos.

Provolone con pasta de trufa

Hace unos días que os hablamos de la Pasta de trufa negra que probamos en la Taberna del Gourmet y que podíamos comprar a dos pasos del establecimiento, en el Gourmet Experience de Alicante, y ya le hemos dado el primer uso. Queríamos mostraros cómo hacer el bikini de la Taberna, pero teníamos una porción de queso provolone que demandaba un buen aderezo.

Os podéis imaginar que tras la sencillez de hacer el Provolone con pasta de trufa negra, se halla la dificultad de dejar de comer, es una delicia desde el momento en el que hundes un pedacito de pan en el queso fundido, pintado con la pasta de trufa negra, te salpica su perfume y te inunda de sabores el paladar. Hay que dejarse llevar.

Ingredientes

1 rodaja de queso provolone (unos 250 gramos), 2 c/s de pasta de trufa negra, c/n de aceite de oliva virgen extra, 2 c/s de piñones, sal.

Elaboración

Pon una sartén antiadherente a calentar, sin agregar aceite ni ninguna otra grasa, incorpora los piñones. La temperatura debe ser moderada y es necesario ir moviendo los piñones para que se tuesten de forma homogénea, cuando estén dorados, retíralos y reserva.

Pon en un pequeño cuenco la pasta de trufa negra, añade una pizca de sal (y pimienta si lo deseas), y un chorrito de aceite de oliva virgen extra, mezcla bien y reserva. Unta una parrilla o sartén antiadherente con aceite de oliva, ponla al fuego a temperatura media-alta, cuando esté caliente, posa el queso provolone, deja que se dore y dale la vuelta.

Ese muy importante que el queso no se pegue a la superficie de cocción, utiliza una espátula fina de grosor y ancha para que tenga base para coger el queso, levantarlo y darle la vuelta.

Provolone con pasta de trufa

Otra forma de preparar el queso más sencilla es en el microondas, como explicamos en la receta de Provolone con tomate, o en el horno convencional. El queso debe quedar blandito, pásalo cuidadosamente al plato de servicio.

Emplatado

En cuanto el provolone esté servido, en el plato, añade la pasta de trufa negra y los piñones. Este aperitivo no espera, aunque sólo por el olor los comensales sí lo estarán esperando. Sírvelo enseguida, caliente y acompañado de un buen pan. ¡Buen provecho!

Provolone con pasta de trufaProvolone con pasta de trufaProvolone con pasta de trufa

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...