Paté de melva

Paté de melva

Hace unos días preparamos unas conservas de melva, las hacemos igual que el atún o el bonito en aceite de oliva, aunque al tener un tamaño menor, en lugar de cocer el pescado unos minutos, cuando el agua rompe a hervir, retiramos del fuego e incorporamos los lomos de melva. Si no lo habéis hecho, no dudéis en probar, es fácil que salga perfecto y podréis disfrutar de este paté de melva o de deliciosas y refrescantes ensaladas con esta conserva casera de pescado en aceite.

Este paté es un estilo a las rillettes de pescado que ya conocéis, es ideal para ofrecer en los aperitivos, tanto sobre una tostada como de relleno en un vol au vent, para tomar con crudités… Es muy fácil de hacer, tanto el paté como la conserva que os hemos comentado, así que tomad nota.

Ingredientes

125 gramos de melva en aceite, 100-125 gramos de crème fraîche (o crema agria), 20 gramos de salsa rábano picante, 1 manojito de cebollino, pimienta negra, sal ahumada, pepinillos agridulces.

Elaboración

Pon la melva escurrida (sin exceso de aceite) en un bol, desmígala con un tenedor. Añade la crema y la salsa de rábano picante, mezcla bien.

Pica el cebollino, abundante, pues aportará frescor. A continuación añade pimienta al gusto y sal ahumada. Si no quieres que aporte mucho sabor, añade sólo un poco y el resto de sal fina, aunque todo dependerá de cómo ha quedado la melva si la haces casera.

Paté de melva

Mezcla bien y trabaja la preparación hasta que tenga una textura cremosa, aunque se encontrarán trocitos de pescado, como en las rillettes de trucha. Prueba y rectifica si es necesario, puedes añadir unas gotas de zumo de limón. Reserva en el frigorífico hasta el momento de servir.

Para acompañar este paté, corta unos bastoncitos de pepinillos agridulces y tuesta un buen pan cortado en rodajas no muy gruesas. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (29 votos, media: 4,59 de 5)
Loading ... Loading ...