Hoy Cocinas Tú: Torrijas de frambuesa con chocolate blanco

Hoy Cocinas Tú

Aunque las torrijas tradicionales, en unos lugares con leche, en otros con vino… siempre serán las protagonistas entre los dulces de Semana Santa, esta humilde elaboración repostera da pie a hacer muchas versiones, como la que nos propone hoy Miguel Ángel, autor del blog Cocina Creativa, son unas Torrijas de frambuesa con chocolate blanco, una combinación que sabemos que a muchos de vosotros os va a tentar.

Lo que más nos gusta de estas torrijas es que se bañan con la fruta natural, la frambuesa fresca triturada y mezclada con los lácteos. A continuación Miguel Ángel nos explica como hacer sus torrijas, desde lo más básico hasta los motivos decorativos con chocolate blanco y azúcar-lyo de frambuesa.

Ingredientes

Para las torrijas de frambuesa

300 gramos de frambuesas naturales, 150 ml de leche, 150 ml de nata, 2 yemas de huevo (G), 3 cucharadas soperas de azúcar, 1 barra de pan brioche o pan para torrijas (sin sabores añadidos como canela, etc...), 1 dado de mantequilla.

Para el azúcar-lyo

30 gramos de azúcar común, 30 gramos de frambuesa lyofilizada.

Para los hilos de chocolate blanco y las filigranas

250 gramos de chocolate blanco de cobertura.

Elaboración

Cortamos rebanadas del pan de unos 3 cm. Calentamos un poquito la leche con la nata y el azúcar para que éste se disuelva bien en ella. Enseguida trituramos todo junto con las frambuesas y las yemas de huevo para obtener nuestro “baño” para las torrijas. Una vez bien empapadas, las colocamos sobre una rejilla para que escurran.

Calentamos en una sartén un dado de mantequilla, extendemos bien y doramos nuestras torrijas sobre ella, de forma que el huevo cuaje y nos queden perfectas sin necesidad de freír, además del punto de sabor que la mantequilla aporta.

Después haremos nuestro azúcar-lyo de frambuesa triturando conjuntamente azúcar blanca con frambuesa lyofilizada hasta lograr un polvo rosado… rebozamos nuestras torrijas en este azúcar-lyo.

Por último, ponemos un cazo con agua a calentar a potencia baja. Ponemos encima un bol metálico y añadimos el chocolate blanco de cobertura. No debemos añadirle nada, ni leche, ni mantequilla, ni nada, pues es más fácil que se estropee. Simplemente tener mucha paciencia, e ir removiendo dejando que se derrita poco a poco, hasta que nos quede líquido.

Preparamos una manga pastelera con el chocolate blanco fundido y sobre una tabla forrada de papel film, hacemos nuestras filigranas de chocolate. También bañaremos con unos hilos de chocolate blanco de cobertura las torrijas, para que queden además de mezcladas con su sabor, con una textura de chocolate duro pues enseguida se pondrá así al enfriar. Llevamos la tabla forrada de film con nuestras filigranas de chocolate al frigo unos minutos para que se endurezcan bien y por último hacemos una rajita con un cuchillo sobre las torrijas y las colocamos sobre ellas…

Emplatado

A la hora de servir las torrijas de frambuesa, espolvoreamos un poco más de azúcar-lyo de frambuesa ¡A disfrutar!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (40 votos, media: 4,35 de 5)
Loading ... Loading ...