Sal de sésamo con lima y chile

Gomasio, lima y chile

El gomasio o sal de sésamo es uno de los condimentos más interesantes para aportar sabor a nuestros platos por varios motivos, entre ellos podemos destacar que las semillas de sésamo aportan fibra, hierro, proteínas, calcio, zinc, ácidos grasos insaturados… Al combinarlos con la sal (gomasio) y concederle su sabor, podemos reducir el consumo de ésta (recordemos, Menos sal, más salud), enriqueciendo con matices de frutos secos nuestros platos. Pero además, podemos preparar condimentos partiendo del gomasio incorporando especias y aromáticas, en su día ya os mostramos nuestro Gomasio negro con guindilla, pues bien, hoy queremos invitaros a probar la Sal de sésamo con lima y chile.

Tan versátil como cualquier otro condimento es esta Sal de sésamo con lima y chile, empieza a parecerse a lo que es el Shichimi togarashi, que también os enseñaremos cómo hacerlo en casa. Siempre tenemos un tarro de especias o un molinillo con esta combinación que nos encanta espolvorear sobre una pechuga de pollo a la plancha, unas verduras al vapor, un arroz blanco, un pescado asado…

La elaboración ya sabéis que es muy sencilla, hay que empezar con el tostado de las semillas y su combinación con la sal, podéis recordar los pasos a seguir en el post Cómo hacer gomasio, pero también os explicamos a continuación cómo hacer esta Sal de sésamo con lima y chile. Empezad preparando una pequeña cantidad, cuando la probéis, ya iréis aumentando o equilibrando ingredientes a vuestro gusto.

Ingredientes

6 c/p de semillas de sésamo crudas, 1/2 c/p de sal, 1'5-2 c/p de piel de lima rallada y seca, 1 c/p de chile seco molido o en copos (puedes reducir la cantidad si lo quieres menos picante).

Elaboración

Antes que nada, tienes que disponer de la piel de lima seca. Si tienes limas frescas puedes prepararla en unos minutos, lávalas bien y sécalas, ralla la piel sin la parte blanca (albedo) y extiéndela en un plato. Déjala secar en un ambiente cálido y seco, también puedes acelerar el proceso en el microondas, o quizá tengas limas secas y puedas aprovecharlas.

El siguiente proceso es tostar las semillas de sésamo, para ello, pon una sartén a calentar (sin añadir grasas) a temperatura media-alta, incorpora las semillas de sésamo y ve moviéndolas con asiduidad para que se tuesten de forma homogénea, cuando empiecen a tomar color, a crepitar y a desprender su aroma, retíralas del fuego y déjalas enfriar.

Puedes preparar la sal de sésamo, lima y chile moliendo a mano en un suribachi o en un molinillo de café u otro procesador apropiado. Pon todos los ingredientes, el sésamo, la sal, la lima y el chile. Tritura hasta obtener un polvo, puedes hacerlo tan fino como desees.

Tu nuevo condimento está listo para espolvorear sobre el plato que desees enriquecer con su sabor y aroma, ya lo sabes, el gomasio de lima y chile hará más sabroso hasta un puré de patatas.

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (99 votos, media: 4,62 de 5)
Loading ... Loading ...