Receta de donuts (I)

Receta de donuts (I)

Pretender que los donuts caseros se parezcan a los que comercializa la reconocida marca industrial, en nuestra opinión es innecesario además de ser imposible. Hemos hecho muchas recetas de donuts y se pueden acercar más o menos a la elaboración industrial, unos se asemejan más en textura, otros en sabor, pero en cualquier caso lo que hagamos en casa es un dulce repostero artesano, casero, goloso, rico, natural… y así lo disfrutamos.

Este fin de semana estuvimos haciendo donuts mientras lo comentábamos a través de Twitter, y esta es la respuesta, esta es la receta de donuts que preparamos y que os animamos a probar. Antes debemos decir que era la primera vez que hacíamos donuts con esta fórmula que nos llegó a través de Facebook, al parecer, la receta es original de este blog francés (aquí podéis ver su vídeo), y los hemos visto en varios blogs españoles.

En Kanela y Limón han reunido casi 90 fotografías de los donuts elaborados por distintas personas, nos encanta, porque no hay mejor muestra de que cada vez hay más interés por cocinar y por disfrutar de una alimentación natural. Y volviendo a la receta de donuts, el resultado que ésta ofrece está muy bien, pero si buscáis que se parezcan al donut clásico, no es la más cercana, a nosotros nos recordaban (pues ya no queda ni uno) a los buñuelos.

Hemos puesto que esta es la receta de donuts (I), porque hemos pensado en compartir las distintas fórmulas que hemos ido probando, así tendréis la oportunidad de hacer lo propio y quedaros con la que más os guste. Sin más preámbulos, os dejamos con esta primera receta.

Ingredientes (22 uds. molde donuts Ibili)

Masa madre

140 gramos de harina de media fuerza, 90 gramos de agua tibia, 3 gramos de levadura fresca.

Masa donuts

20 gramos de levadura fresca, 15 gramos de leche a temperatura ambiente, 30 gramos de azúcar, 150 gramos de harina de media fuerza, 5 gramos de sal, 4 yemas de huevo , 60 gramos de mantequilla, aceite de girasol para freír.

Glaseado

100 gramos de azúcar glas, 3 c/s de agua (aprox.).

Elaboración

La masa madre para estos donuts no se elabora con demasiada antelación, basta una hora de reposo para poderla utilizar en la masa de los donuts. Para hacer la masa madre, disuelve la levadura en el agua tibia y a continuación mézclala con la harina en un bol. No hace falta amasar, simplemente amalgamar los ingredientes hasta que formes una bola, déjala en el bol, cubierto con un paño, en un lugar cálido (20-23º C) y sin corrientes de aire.

Para preparar la masa de los donuts (una vez que la masa madre haya doblado su volumen) puedes utilizar la Thermomix u otro tipo de amasadora, también se puede hacer a mano. Disuelve la levadura en la leche tibia o frotándola con la yema de los dedos contra la harina. Pon la harina, levadura y leche en un bol amplio si la haces a mano, o en el recipiente de la amasadora correspondiente. Añade el azúcar, las cuatro yemas de huevo y la sal.

Amasa durante cinco minutos aproximadamente y añade a continuación la mantequilla ablandada (si no la has sacado del frigorífico con tiempo, rállala para que se atempere rápidamente). Amasa de nuevo hasta obtener una masa elástica, homogénea y algo pegajosa. Dependiendo de la harina utilizada puede ser necesario añadir un poco más. Haz una bola con la masa y ponla en el cuenco, ligeramente enharinado, déjala levar a temperatura ambiente durante una hora aproximadamente, o hasta que doble su volumen.

Receta de donuts (I)

Llegado el momento, extiende la masa en la superficie de trabajo ligeramente enharinada, dándole un grosor inferior a 1 cm. (ver fotografías), corta los donuts con ayuda de un molde para donuts o dos cortapastas con el diámetro adecuado para darle la forma de rosco. Ve depositando la masa formada en bandejas (para poder moverlas de sitio si es necesario, que no ocupen la mesa de trabajo) cubiertas con papel vegetal o teflón.

Cúbrela y deja levar hasta que doblen su volumen, una hora aproximadamente. Antes de empezar a freír los donuts, prepara la glasa, pon el azúcar en un pequeño bol y añade el agua poco a poco, hasta que tenga una consistencia cremosa, que puedas pintar los donuts con un pincel de cocina.

Pon a calentar una sartén amplia con aceite suficiente para que los donuts floten. Para tomar la temperatura adecuada del aceite, que se doren ligeramente mientras se inflan un poco más, una opción es empezar a freír los ‘agujeros’ de los donuts, salen unos bollitos igual de ricos, ideales para paliar las ganas de empezar a degustar los donuts. Dependiendo del fuego o fuente de calor que se utilice, el grado de calor apropiado puede ser el punto inferior a medio fuego, al menos en nuestro caso.

Toma con cuidado los donuts para que no se deformen y ponlos en el aceite caliente, para ver el color levántalos ligeramente y si están dorados dales la vuelta, hazlos de dos en dos o de tres en tres como mucho, para controlarlos bien. Al retirarlos, pósalos sobre papel de cocina absorbente.

Finalmente, pinta los donuts con la glasa, primero por un lado, deja secar un poco y pinta por el otro. Si te gustan con mucho azúcar puedes darles dos capas, aunque mejor no abusar del azúcar…

Esperamos que os animéis a hacer donuts caseros y que disfrutéis tanto de ello como después, de su degustación.

Receta de donuts (I)Receta de donuts (I)Receta de donuts (I)Receta de donuts (I)Receta de donuts (I)Receta de donuts (I)Receta de donuts (I)Receta de donuts (I)Receta de donuts (I)Receta de donuts (I)

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (37 votos, media: 4,38 de 5)
Loading ... Loading ...